Publicidad

Jay Kay, el coleccionista de coches

Es el carismático líder de la banda de música británica Jamiroquai, pero, incluso por encima de eso, Jay Kay es un fanático aficionado del mundo del automóvil con un gran sueño: tener la mejor colección privada del mundo. Aquí tienes las mejores joyas que han aparcado ya en su garaje.
Jordi Moral @jordimoralp -
Jay Kay, el coleccionista de coches

Tiene sólo 43 años y asegura que no piensa pisar el freno nunca. Probablemente en su punto de mira figure el presentador norteamericano más famoso, de nombre también como él Jay, apellido Leno y 63 años. Conocida es la impresionante afición del periodista, con una colección compuesta ya en su “Big Dog Garage” por hasta 84 coches en propiedad, 73 motos, 2 autobuses y hasta vehículos militares. Pero Jay Kay ya le coge el rebufo a pesar de su mayor juventud.

 

El líder de Jamiroquai cuenta, a día de hoy, con hasta 68 coches en posesión, más un número desconocido de motos y barcos… y hasta un helicóptero Robinson R44. Lo suyo es también afición, buen gusto… y mucho, mucho dinero. Atributos indispensables que hay que poseer para llegar a tener un garaje como el de Jay Leno. Y a Jay Kay se le estima una fortuna de 50 millones de euros.

 

No extraña así que Jay Kay sueñe ya con ser el mayor coleccionista de coches. De momento, un “simple” Audi RS6 Avant de 2002, con su V8 biturbo de 450 CV, es su coche de diario. No está nada mal, pero hay más y mucho mejor.

 

¿Quién es Jay Kay?

Su verdadero nombre es Jay Cheetham Kay y, al mismo tiempo que la banda británica de música Jamiroquai ganaba fama (hoy ha vendido en todo el mundo más de 30 millones de discos), él, su carismático vocalista y líder, fue creando garaje. Se estima que el valor de su colección supera ya hoy los 4 millones de euros. Su mansión de Buckinghamshire, de más de 500 años, cuenta con 11 habitaciones y otras tantas cocheras. Incluso dispone de pistas privadas para buggies y karts.

 

Aun sin tanto deseo de exposición como Jay Leno (que recordemos tiene una gran web para mostrar sus coches, www.jaylenosgarage.com), Jay Kay ha combinado sus dos pasiones (la música y el automóvil) para enseñarnos su colección. En distintos videoclips, como “Cosmic Girl”, le vemos en grandes joyas como un Bentley S1 Drophead del año 58, un Mercedes 600 del 65’ o un Ferrari F40, también V8 biturbo y con 478 CV. Incluso se le ve conducir su Mercedes 300 SL Roadster del año 63, valorado en más de medio millón de euros.

 

Hoy, Jay Kay asegura que sus preferidos son los clásicos y los deportivos alemanes e italianos, como sus Lamborghini Diablo o Miura SV, su simpático Abarth 1000 del año 67 (preparación sobre un 600) o su última adquisición, un Porsche 911 Carrera RS 2.7 de 1973. Y sobre todo con una auténtica pasión: el amor a Ferrari. Presume, de hecho, de ser el mejor embajador de la marca, y siempre que puede se deja ver por Maranello, donde se ha fotografiado en varias ocasiones con Fernando Alonso. Su flota se compone de 10 Ferrari, donde figuran desde el F40 a un Enzo, un 353, un 550 Maranello y un 458 Italia. Lo próximo será un LaFerrari. Y eso que su Enzo le ha traído también muchos problemas. Desde pasar por el banquillo por excesos de velocidad… a verlo destrozado en una pelea: tanto presumió de él, que en un hotel se lo terminando dañando por valor de 50.000 euros. Qué dolor… por el coche, claro. Aquí tienes algunos de los mejores coches de su garaje:

 

Sus 6 favoritos

Su joya: Maserati AGCS Frua

Jay Kay le llama “My black wife” (mi esposa negra) y es una de las dos únicas unidades en el mundo de este Maserati carrozado por el mítico diseñador italiano Pietro Frua. Del año 1954 y con motor 2.0 L6 de 150 CV, con él Jay Kay ha coleccionado también premios, como el Salón Privé de Londres, e incluso ha participado en la Mille Miglia.

 

Ferrari 330 GT Shooting Brake

Atención a esta pieza única y obra maestra: un shooting brake que la mítica Vignale carrozó en 1968 sobre un 330 GT. Lo encargó el hijo de un importador de Ferrari en Estados Unidos, y Jay Kay lo compró hace apenas un año con su original motor V12 de 4,0 litros y 305 CV de potencia.

 

BMW 2002 Turbo

Sin duda, Jay Kay considera este mito como “su niño mimado”. De hecho, fue, cuando tenía 22 años, su primer coche. No está nada mal, ¿verdad? Con motor 2.0, turbo KKK (fue el primer BMW con turbocompresor y el primer automóvil de producción que lo montó en Europa) y apenas 1.000 kg, este clásico coupé de 2 puertas era (y es) una máquina de correr… y de pilotar. Lo más curioso es que, hace sólo unos años, Jay Kay pudo recomprar la misma unidad.

 

Porsche 356 Speedster

Mito entre mitos, el Porsche 356 fue el primer coche de serie producido por Porsche… y Jay Kay siempre soñó con uno. Compró así un Speedster que enamoró a todo aficionado en la década de los 50, y que hoy conserva en su garaje en perfecto estado.

 

Ferrari Enzo

Dice Jay Kay que es una de sus posesiones más preciadas. No nos extraña. Su Ferrari Enzo inspiró su canción “Black Devil Car”, se valora en un millón de euros y su motor V12 de 660 CV de potencia es una auténtica bestia. De 2002, se fabricaron 400 unidades.

 

Rolls-Royce Phantom

Si Jay Leno presume en su garaje de varios Rolls de los años 30’, Jay Kay lo hace de su moderno y exuberante Phantom. Es su limusina de lujo, la que emplea en las grandes ocasiones. Y cuenta con un poderoso motor V12 de 6,75 litros de cilindrada y 460 CV de potencia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.