Publicidad

Llegan los radares desde helicóptero

El Centro Español de Metrología (CEM), del Ministerio de Industria, organismo encargado de homologar los radares que utiliza tráfico, lleva meses probando una nueva gama de radares destinados a instalarse en la flota de helicópteros de la DGT para controlar la velocidad a la que se circula desde el aire y tiene previsto iniciar ensayos 'en tráfico real' próximamente.
-
Llegan los radares desde helicóptero

El centro lleva 'algún tiempo de pruebas y actualmente se encuentra en fase de ajuste y adaptación para cumplir los criterios de ensayos y requisitos' necesarios para garantizar que los dispositivos son fiables y no cometen errores a la hora de medir la velocidad. Una vez realizados estas adaptaciones técnicas por parte de la empresa fabricante del radar, el CEM 'continuarán con los ensayos establecidos y las pruebas finales en trafico real'.

El proyecto se remonta a 2007, cuando la DGT encargó al CEM, organismo a quién compete la verificación y homologación de los instrumentos de medida, que probase el sistema de radares MX-15 con el objetivo de instalarlos en la flota de helicópteros de Tráfico para controlar desde el aire la velocidad de los vehículos y detectar las infracciones.

Desde entonces, se ha aprobado una orden, publicada en diciembre de 2010 en el BOE, que regula el control metrológico del Estado de los instrumentos destinados a medir la velocidad de circulación de vehículos a motor y que incluye en un anexo los requisitos esenciales específicos que deben cumplir los radares destinados a medir la velocidad de circulación de los vehículos a motor 'desde aeronaves', con lo que se ha dado cobertura legal a la medida, y el CEM ha habilitado un antiguo helipuerto en sus instalaciones para realizar los ensayos.

De momento, se trata sólo de un proyecto para probar y homologar este tipo de radares, por lo que todavía no es seguro que se lleguen a utilizar para multar, aunque la DGT ya expresó en agosto de 2007 su voluntad de 'una vez se obtenga la homologación', empezar a utilizar estos radares 'para denunciar las infracciones a los límites de velocidad establecidos, sobre todo en vías convencionales, de un solo carril en cada sentido, en donde suele ser más difícil establecer controles con vehículos equipados con radar'.

Tal y como explicó Tráfico entonces, para medir la velocidad a la que circulan los vehículos el helicóptero mantiene aproximadamente la velocidad que lleva el vehículo, conservando una visión directa con el mismo. Se utilizan dos cámaras, una panorámica que facilita el seguimiento y captación de la velocidad y otra de detalle, dotada con un teleobjetivo, que permite leer la matrícula del vehículo.

De una manera similar a como funcionan los nuevos radares de tramos que la DGT ha comenzado a instalar en algunos túneles, como el de la Ap-6, los radares instalados en los helicópteros miden la posición del vehículo en dos puntos, registran el tiempo transcurrido entre ambas observaciones y, en función de estos datos, calculan a la velocidad a la que ha circulado el vehículo en ese tramo, según la orden que regula el funcionamiento de este tipo de dispositivos.

La DGT cuenta con una flota de 21 helicópteros, 30 pilotos, 27 técnicos de mantenimiento, 11 operadores de cámara y 12 personal administrativo e ingeniería dedicados a las patrullas de estos vehículos, según datos aportados por el organismo en su página web. Estos helicópteros tienen base en Madrid, Valencia, Málaga, Sevilla, A Coruña, Zaragoza, Valladolid, así como bases eventuales en Alicante, Asturias, Baleares y Cantabria.

Entre las misiones que realizan estos helicópteros se encuentra la divulgación, la prevención de accidentes, el estudio de las carreteras, la vigilancia, el auxilio sanitario, la gestión y regulación de los aumentos de densidad y embotellamiento que puedan tener las carreteras. Asimismo, la patrulla colabora con Protección Civil en misiones de búsqueda y salvamento.

En 2009 la patrulla de helicópteros de tráfico realizó 1.786 horas de vuelo dedicadas a la regulación del tráfico, 3.155 horas de vigilancia, 99 horas de foto y video, 16 de divulgación y 471 de instrucción.

En abril de 1961 se creó la unidad formada por tres pilotos, dos mecánicos y dos helicópteros. Posteriormente se creó la base de Barcelona y una móvil que cubría los servicios donde se necesitasen especialmente en los meses de verano, principalmente en los litorales levantino y andaluz.

Entre 1965 y 1975 se crearon las bases permanentes de Bilbao, Sevilla y Valencia. En 1989 se estableció la base de Málaga y en 2000 la base de Barcelona se traspasa a la Generalidad de Cataluña. En 2001 se pusieron bases de A Coruña y Zaragoza y ya en 2008, la base de Valladolid.

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.