Publicidad

La industria auxiliar también nota la crisis

Con los anuncios aún recientes de los despidos de 1.900 trabajadores de Ford (1.300) y GM (600), Renault confirmó la semana pasada que no iba a reducir su plantilla aunque sí su producción anual, que pasará de 104.000 coches en 2008 a 86.000 en 2009. Esta medida repercute de forma inmediata en la industria auxiliar que suministra los componentes. Muchas de estas empresas ya han prescindido de algunos de sus trabajadores. Los sindicatos prevén muchos más despidos.
-
La industria auxiliar también nota la crisis

Llueve sobre mojado en la industria del motor española. La crisis económica internacional, cimentada en una de las peores situaciones financieras de la historia, ha repercutido en el poder adquisitivo de los consumidores y, por ende, en el notable descenso de ventas. Los fabricantes de automóviles ya vienen notando esta crítica situación a lo largo de 2008, por lo que se han visto obligados a anunciar diversos expedientes de regulación de empleo (ERE`s), como han sido los casos recientes de Ford (1.300 despidos en la factoría de Almussafes en Valencia) y General Motors (600 personas de la fábrica de Figueruelas en Zaragoza) . La semana pasada, Renault anunciaba una reducción en su plantilla de 6.000 personas en todo el mundo, aunque, según el presidente de esta marca en España, Juan Antonio Fernández de Sevilla, de momento ‘ni en Palencia ni en Valladolid se va a estudiar un recorte en los puestos de trabajo’.

Sin embargo, los sindicatos siguen dando malas noticias. La La sección sindical de Comisiones Obreras en Castilla León ha anunciado que el recorte de producción de la fábrica que tiene Renault en Valladolid va a repercutir directamente en la industria auxiliar, que suministra un buen número de componentes a la planta vallisoletana. ‘Los resfriados de Renault se convierten en neumonía para las empresas auxiliares’, según ha reflejado el sindicato en un comunicado. En esta nota, CCOO ha informado que ya se han producido despidos en empresas auxiliares y que la situación irá a peor.

En la actualidad, Renault produce en exclusiva en Valladolid el Modus y el resto de sus versiones; en esta planta también se fabrica el modelo Clio.

Los sindicatos siguen analizando la situación de Renault. A pesar de que la filial española haya anunciado que, de momento, no se produciría ni un solo despido en las plantas de Valladolid y Palencia, el secretario de Comunicación de UGT en Renault, Alejandro Durán, ha recalcado que el recorte mundial de puestos de trabajo no sólo afectará a las áreas de producción y fabricación sino que se ha planteado también para otros departamentos como la red comercial o informática. ‘Hasta el día 25 de octubre no se sabrá cuántos y de qué manera afectará a España, ha afirmado el sindicalista.

Este representante sindical ha señalado, además, el hecho de que la dirección de Renault no haya realizado ni ‘siquiera una sola autocrítica por los errores cometidos en los últimos años’. Para UGT, sería positivo que la firma francesa entonase el ‘mea culpa’, ya que hay varios modelos como el Laguna, el VelSatis o el Modus que no se están vendiendo como inicialmente estaba previsto. Este sindicato ha lamentado la falta de un proyecto de inversiones para las fábricas europeas de Renault.

Justo hoy 22 de septiembre comienza el primero de los días de paro técnico que General Motors España y su Comité de Dirección han establecido para la planta de Figueruelas (Zaragoza). Al paro técnico de esta jornada se unirá el de mañana día 23 y los de los días 3 y 6 de octubre y a las vacaciones colectivas de los días 7, 8, 9 y 10 de octubre, que contribuirán a reducir en unas 16.000 unidades la producción de la factoría, que emplea a casi 8.000 trabajadores.

Justo en medio de esta situación, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha afirmado que la propia flexibilidad interna de General Motors junto a la aplicación de medidas alternativas pueden impedir la suspensión de 600 empleos en Figueruelas.

Iveco, una empresa multinacional que construye y comercializa una gama completa de vehículos industriales (desde 2,8 a 16 toneladas de peso total), anti-incendios, protección civil y defensa y con un actividad en más de 100 países del mundo, ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) para cerca de los 1.200 empleados de su centro en Valladolid. Otra medida que aplicará la compañía será la de parar la producción durante cincuenta días entre 2008 y 2009. Por su parte, el sindicato UGT ha afirmado que el ERE que se aplicará no pondrá en peligros los empleos con contrato indefinido.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.