Publicidad

Hyundai Tucson, 5 claves por las que comprarlo

El Hyundai Tucson llega este mes al mercado en el segmento SUV, uno de los más deseados y con mayor oferta automovilística ¿Qué aporta frente a la competencia?
Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp -

Hyundai Tucson, 5 claves por las que comprarlo

El Hyundai Tucson podría pasar por ser un SUV más. Otro modelo que engrose una lista cada día mayor de representantes del segmento compacto, ésa que encabeza el todopoderoso Nissan Qashqai y al que siguen Kia Sportage, VW Tiguan, Renault Kadjar, Ford Kuga, Suzuki S-Cross… y un largo etcétera. Sin embargo, dos factores son los que hacen especial a este nuevo lanzamiento de Hyundai: uno, que llega para sustituir al ix35… vehículo que, no podemos olvidar, durante toda su vida comercial ha estado siempre entre los 4 SUV más vendidos del mercado. Y, dos, que tampoco es otro vehículo más en la gama de Hyundai: es, de hecho, su modelo estrella, el más vendido superando ya, incluso, al i30. Acapara nada menos que un 25 por ciento de las ventas del fabricante coreano.

 

Con el nuevo Hyundai Tucson, por tanto, la marca quiere dar un paso de gigante para seguir mejorando su imagen como fabricante. Para ello, parte prácticamente de una hoja en blanco respecto al exitoso ix35: se ha revisado de arriba abajo, empezando por una estética más poderosa y terminando por el rediseño de todos sus componentes. Ahora bien, en un segmento tan competitivo como el que se encontrará, ¿cuáles son las mejores armas con las que ataca el nuevo Hyundai Tucson?

 

1- Hyundai Tucson, un SUV muy espacioso

Hyundai Tucson 2015

Nace con vocación, sin duda, familiar. Pequeño no era el ix35, pero el Hyundai Tucson supera punto por punto a su predecesor. Con 7 centímetros más de longitud (4,48 metros totales) y 3 de distancia entre ejes (2,67 m), ha ganado más habitabilidad. Prácticamente mantiene su buen espacio para piernas, pero ha mejorado en las cotas de anchura y altura para convertirse hoy en una de las referencias de su clase. Un piso semi-plano, puertas que abren casi 90 º para un gran acceso a bordo y la posibilidad de contar con nuevas salidas traseras de aire completan un habitáculo en el que tampoco falta espacio de maletero. De hecho, los 513 litros que anuncia con kit antipinchazos son muy superiores a los de Nissan Qashqai (439 litros), VW Tiguan (470) o Renault Kadjar (472). Incluso las versiones que equipan la siempre recomendable rueda normal de repuesto bajo el piso garantizan más capacidad con 488 litros de carga. Ofrece también portón eléctrico, según versión.

 

2- Hyundai Tucson, tacto en la conducción

Que el Hyundai Tucson es otro coche respecto al ix35 lo apreciarás, de inmediato, en su calidad de conducción. Fórmula perfeccionada desde una nueva dirección eléctrica (configurable además en modos Normal y Sport), al tacto más preciso y riguroso del cambio, pasando por un equipo de frenos con mayores discos (de 305 mm delante y 302 detrás) o mayor material fonoabsorbente en montantes, cristales o piso del habitáculo. Mejor tacto y respuesta más refinada y silenciosa, que se complementa con una mayor agilidad. Y es que, con una nueva plataforma que incluye un bastidor y unas suspensiones rediseñadas, el nuevo Hyundai Tucson anuncia un 48% más de rigidez torsional que sientes en un SUV hoy más preciso y especialmente dinámico gracias a un nuevo control avanzado de tracción en curva (notas en apoyos cómo aplica presión de frenado en la rueda interior para girar mejor) y, sobre todo, al extra de motricidad que aportan sus versiones de tracción total.

 

3- Hyundai Tucson, SUV y todocamino

Hyundai Tucson 2015, el interior

El SUV se ha convertido en una alternativa casi familiar a la tradicional berlina o al monovolumen, pero no podemos olvidar tampoco su esencia como SUV. Cierto que, equipado con neumáticos prácticamente 100% de asfalto y con una altura libre limitada en la práctica a 17 centímetros, el nuevo Hyundai Tucson no te permitirá abordar trialeras ni aventuras demasiado exigentes, pero no desdeñes su capacidad para salir de asfalto por pistas y caminos mejor que cualquier turismo convencional. Con una postura de conducción muy dominante, incluso hasta 4 cm más alta ya que sus rivales, ofrece versiones con una eficaz tracción total (mediante un embrague multidisco envía, en condiciones normales, el 100% de par al tren delantero para pasar hasta un 50% al trasero en caso de necesidad) que, de serie, cuenta incluso con botón manual de bloqueo por debajo de 40 km/h y control de descenso: lo que ya pocos SUV medios ofrecen.

 

4- Completa gama del Hyundai Tucson

Puede que no registre hoy los mejores consumos de su clase. De hecho, el Hyundai Tucson 2.0 CRDi de 136 CV que ya hemos podido probar queda a casi 1 l/100 km del gasto obtenido por Renault Kadjar y Nissan Qashqai 1.6 dCi 130 CV 4X4. Pero, con casi 200 kg más en báscula que ellos, sus 6,5 l/100 km de media no son malos (como un VW Tiguan 2.0 TDi 4Motion) y ha resultado ser también el más rápido de todos. En Diesel, completa la gama un buen 1.7 CRDi de 115 CV que homologa sólo 4,6 l/100 km (el que acaparará casi el 60% de las ventas, según Hyundai) y un superior 2.0 CRDi de 186 CV muy poderoso. Ya en gasolina, otras dos buenas opciones: un 1.6 GDi de 132 CV (la versión de acceso por precio) y un nuevo 1.6 T-GDi, ya con turbo, 176 CV y la nueva transmisión automática de doble embrague y 7 velocidades, de fabricación propia. En un año llegará también a los Diesel para enriquecer más su gama.

 

5- El mejor equipamiento para el Hyundai Tucson

Ya no es el más barato. Tampoco el más caro. Pero sí tiene algo que nadie más ofrece: el equipamiento de serie siempre más completo. En su acabado básico Essence (sólo disponible para abrir gama con el motor 1.6 GDi) ya incluye capó y reposacabezas activos, control de crucero, aire acondicionado, sistema de arranque en pendientes, sensor trasero de aparcamiento, luces automáticas, Bluetooth, Control de descenso, alarma antirrobo y llantas de 17”. El superior Klass añade ya las llantas de 17”, el climatizador bizona, los faros antiniebla, las barras exteriores o los espejos retrovisores eléctricos. El Tecno resulta ya completísimo, incorporando sistemas de alerta de tráfico trasero y cambio de carril, reconocimiento de señales, cámara de visión trasera, asientos calefactados, llave inteligente, sensor de lluvia o navegador táctil. Mientras que el Style incluye ya lo que incluso muchos de sus rivales no ofrecen ni en opción: asientos eléctricos, ventilados y calefactados, control de ángulo muerto, sistema anticolisión con frenada automática, techo solar practicable, faros delanteros de LED o volante calefactados, entre otros elementos.

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.