Publicidad

La CE, con el coche eléctrico vasco

El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, ha señalado que el coche eléctrico promovido por el consorcio de empresas vascas Hiriko es un ejemplo de los proyectos de innovación social que Europa necesita desarrollar para salir de la crisis económica y responder perfectamente al triple objetivo de la UE de impulsar un crecimiento "inteligente, sostenible e inclusivo" durante el lanzamiento multitudinario del primer prototipo del vehículo en Bruselas.
-
La CE, con el coche eléctrico vasco

"Este proyecto y otros son una parte importante de la respuesta a la crisis en Europa", ha subrayado el presidente del Ejecutivo comunitario, que ha recordado que el nacimiento de Hiriko ha sido realidad gracias en parte a ayudas europeas del Fondo Social Europeo para promover el empleo en regiones desfavorecidas.

Barroso ha insistido en que pese al contexto de crisis los países de la UE deben "acelerar" las políticas que potencien el crecimiento innovador y los empleos verdes. "Lo digo siempre es importante la consolidación presupuestaria pero también es muy importante el crecimiento y Europa puede crecer si hay más innovación", ha insistido.

El proyecto Hiriko, en el que participan las empresas Guardian, SAPA, TMA, Forging Products, BRW, Maser MIC, Ingeinnova coordinadas por Denokinn, partió del trabajo conceptual del profesor Bill Mitchell del Instituto de Tecnología de Massachussets y "ha cobrado vida" gracias al Parque de Innovación Social de Bilbao y al compromiso de ciudades como Victoria y Barcelona, así como la sueca Malmö, Berlín o San Francisco para desarrollarlo, ha recordado Barroso.

Pero también ha destacado la figura clave del prestigioso innovador y directivo de la empresa Cisco Diego Vasconcelos --fallecido el pasado mes de julio-- para la materialización del proyecto como uno de los pioneros del concepto de innovación social durante la ceremonia de lanzamiento del prototipo. "Diego fue una persona de energía y carisma increíbles. Nunca dejó de mirar adelante, de desarrollar y conectar ideas e implicar a gente nueva, siempre con un objetivo en mente: un futuro mejor para todos", ha recalcado Barroso, que ha prometido crear en breve un nuevo premio de innovación social con su nombre

El presidente de Hiriko, Jesús Echave, ha reconocido que fue Vasconcelos quien "se enteró" del proyecto del consorcio vasco y puso el mismo en conocimiento de Barroso. "Tenían una gran amistad y tenían habían relaciones profesionales y de ahí vino este contacto", ha explicado en declaraciones a los medios, notablemente satisfecho por la buena acogida del proyecto.

Plantas de ensamblaje

Echave ha avanzado que esperan empezar la producción del vehículo eléctrico electrónico "más o menos en serie" en 2013, una vez se terminen este año los 20 prototipos del vehículo que quieren homologar y ha confirmado que Vitoria acogerá la primera planta de montaje. "Posteriormente se irá exportando este tipo de plantas a todo el mundo, a las ciudades con las que hagamos los contratos correspondientes", ha explicado.

 Las ciudades de Vitoria, Barcelona, la sueca Malmö, Berlín, Boston y San Francisco acogerán plantas de montaje en el futuro, mientras que las piezas y los módulos se fabricarán todos en Euskadi y posteriormente se distribuirán a las plantas de montaje, según ha explicado Echave, que ha descartado a priori que más ciudades vascas acojan plantas de ensamblaje porque "el volumen de vehículos en principio no va a ser gran grande".

"Se busca mucho el poder hacerlo en cada país, cada ciudad. Son plantas pequeñas, dan trabajo y ese ha sido un factor muy importante", ha explicado el presidente del consorcio. Según sus cálculos cada planta de montaje podría traducirse en 15 o 20 empleos directos.

Inversión y características

El presidente de Hiriko ha cifrado en "40,50 millones" la inversión del proyecto para completar su desarrollo, aunque la cifra total podría elevarse hasta los 170 millones "contando todos los países" que se podrían sumar al mismo. El Ministerio de Industria español ha aportado "aproximadamente 15 millones de euros" al proyecto, que también ha contado con "algunas" aportaciones de particulares e inversiones "muy fuertes" de los cofrabricantes.

Hiriko, con cuatro motores rueda incorporados, tendrá una velocidad limitada a 50 kilómetros por hora, aunque por homologación podrá llegar hasta los 90. Y su reducido tamaño -se pueden aparcar casi cuatro Hirikos en el espacio de un turismo normal-- y "la facilidad" de movimiento o "la falta de ruido" permitirán una transformación "brutal" en las ciudades, asegura Echave. Además, Hiriko ya se plantea desarrollar otros modelos tipo 'pick up' y autobuses pequeños de 9 o 10 plazas.

Echave se ha mostrado convencido de que Hiriko superará "rápido" el avance del coche híbrido gracias a la evolución tecnológica de las nuevas baterías de recarga, el problema fundamental en la actualidad. El coche tendrá un precio de unos 12.500 euros. El consorcio promoverá a Hiriko entre las administraciones públicas y compañías de alquiler de vehículos y en un momento posterior también a particulares. 

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.