Publicidad

Los otros guardarraíles

Diez instituciones europeas, lideradas por el Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A), diseñarán 'barreras inteligentes' con nuevos materiales para proteger a los motoristas en caso de accidente y con sensores que informen de las condiciones climatológicas, de la vía y del tráfico.
-
Los otros guardarraíles
Este proyecto de investigación, denominado "Smart RRS", se desarrollará durante los próximos tres años, tiene un presupuesto de 3,5 millones de euros, y ha obtenido la mejor puntuación entre más de 200 solicitudes presentadas desde toda Europa en la última convocatoria del VII Programa Marco de la UE, explicó ayer Juan José Alba, coordinador del trabajo durante su presentación.
En España y en 2005, casi 5.000 personas colisionaron contra una barrera metálica, de las que más de 700 murieron, dijo Alba, responsable del Grupo de Investigación en Nuevas Tecnologías en Vehículos y Seguridad Vial del I3A, de la Universidad de Zaragoza. El objetivo del proyecto, titulado "Conceptos innovadores para sistemas inteligentes de protección en carretera que mejoren la seguridad de los usuarios vulnerables" (motociclistas, ciclistas y pasajeros), es el diseño de una "barrera inteligente". Para ello se utilizarán nuevos materiales, como fibra de vidrio o plásticos, que "jugarán" con formas diversas, puesto que la UE "nos ha animado a que seamos arriesgados con nuevos diseños que sean revolucionarios" para evitar el riesgo de amputaciones que se producen actualmente, informó Alba. Y para evitar que se produzcan accidentes se dotará a los sistemas de retención de sensores que capten y transmitan, a los vehículos o a los paneles informativos, datos sobre meteorología (hielo o lluvia), el estado de la carretera o el tráfico. Estos sensores también permitirán, una vez ocurrido el siniestro, que la propia barrera detecte el impacto y transmita los datos de manera instantánea al servicio de emergencias 112, los centros de control de tráfico y los usuarios de las carreteras. Además, estas barreras inteligentes, que se diseñarán en el proyecto "Smart RRS", deberán ser robustas, asequibles en coste y fáciles de instalar. Durante los dos primeros años, se desarrollarán y probarán los sistemas y los sensores, que se validarán en el tercer año en laboratorios y se probarán en carreteras que ya han ofrecido tanto el Gobierno de Aragón como el Condado de Essex (Reino Unido). El I3A lidera este proyecto en el que participan diez universidades, empresas y centros de investigación europeos. Por la parte española, participan en el proyecto la empresa Applus IDIADA, líder internacional en ensayos e ingeniería en el sector del automóvil; Centro Zaragoza; la fábrica de sistema de protección de motoristas Basyc y la Asesoria Zabala, además del socio europeo FEMA (Federación Europea de Asociaciones de Motociclistas). Otros socios europeos son la Universidad de Florencia (Italia), las empresas TRW Conekt (Reino Unido), Basyc Bulgaria (Bulgaria), MS Ostrava (República Checa) y Atkins Global (Reino Unido) y Essex County Council (Reino Unido).
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.