Publicidad

Grabar carreras puede ser delito

¿Morbo por grabar lo prohibido o denuncia? ¿Cuál es el fin de colgar vídeos de conducción temeraria en Internet? Fiscales y jueces españoles lo tienen claro: tan culpable es el conductor imprudente como la persona que graba las hazañas de su amigo. ¿En qué casos se puede considerar delito? En Autopista.es te lo contamos.
-
Grabar carreras puede ser delito
Una noche cualquiera, en una carretera con asfalto en buen estado, con poca circulación, con rectas de gran longitud o con muchas curvas. Éste es el prototipo de lugar y situación en los que se celebran carreras clandestinas de coches, de motocicletas o de ambos vehículos a la vez. El morbo por lo prohibido, el olor a gasolina y demostrar ante los amigos sus grandes habilidades como piloto (frustrado, más bien), se han convertido en un tema con gancho para exhibirlo en Internet en forma de vídeos.
Miembros de la agrupación de Tráfico de la Guardia Civil aseguran que no es una moda y que los casos de conducción temeraria son aislados. No sabemos si los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado quieren mirar a otro lado, pero basta investigar brevemente por la Red y encontraremos multitud de ejemplos. Según la reforma del Código Penal en materia de Tráfico y Seguridad Vial, la conducción imprudente y temeraria en carreteras o vías abiertas al tráfico se tipifica como delito, con penas de cárcel que pueden oscilar entre seis meses y cinco años (artículos 380 y 381) y privación del derecho a conducir cualquier vehículo de uno a diez años, según los casos. En sentido estricto, la Ley culpa al autor de la conducción temeraria, es decir al conductor o conductores imprudentes. Pero, ¿y las personas que graban los vídeos y los cuelgan en Internet? La Justicia también quiere perseguir a todos aquellos individuos que lo hagan. Así lo ha manifestado Bartolomé Vargas, Fiscal de Seguridad Vial, quien al respecto ha matizado que si ‘el fin de esa grabación era única y exclusivamente exhibirlo en Internet, entonces puede ser delito’. El individuo que haya grabado y colgado algún acto de conducción temeraria en Internet puede ser imputado por ser considerado coautor, cooperador necesario o cómplice, por lo que se le puede aplicar las mismas penas que se recogen en los artículos 380, 381 y 382 del Código Penal. No obstante, son los Tribunales los que con sus interpretaciones y análisis dictaminan si es o no delito.

Exhibir en Internet las hazañas al volante de tus amigos puede ser delito. Al respecto, Autopista.es ha querido preguntar a una experta en contenidos online. Loreto Corredoira es Profesora Titular de Derecho de la Información en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Esta docente se ha venido especializando en los últimos años en la tipología y características de los contenidos que se exhiben en Internet. ‘En sentido estricto, ni la grabación ni la toma de fotografías es considerado delito. Si así fuera, sería quizá un límite al derecho a la información del art. 20 de la Constitución Española’, explica Corredoira. ‘El vídeo en sí no es delito, sino la acción de colaboración en la conducción temeraria y de fomento o inducción de esos delitos por lo que la información es o puede ser delictiva’.

Esta profesora de la universidad madrileña explica, además, que ‘si se ha grabado y colgado en Internet con fines informativos o como denuncia, no sería constitutivo de delito.’ Casualmente, cuando vemos imágenes de conducción temeraria, la mayor parte de las veces la persona que las ha grabado y exhibido las ha manipulado previamente, borrando con cualquier programa de edición de vídeos la matrícula del vehículo o vehículos implicados. Parafraseando el dicho popular: el que algo oculta, es porque teme algo. Si las imágenes se han grabado y colgado con el objetivo de denunciar carreras ilegales o actos de conducción temeraria, en este caso no es constitutivo de delito. Por último, a esta docente la preguntamos si en las páginas web en las que se exhiben vídeos de todo tipo debe o no haber un censor que analice las imágenes antes de exhibirlas. Corredoira no ve aplicable lo de una fuerte censura, pero sí reconoce que ‘ciertas páginas web (como Youtube) deben mejorar la moderación de los contenidos generados por el usuario, en esto de las carreras ilegales como en otros vídeos (porno, violencia, etc.), pero no lo considero censura ni ataque a la libertad de expresión.’ Esta profesora concluye que ‘Internet no es una ciudad sin ley ni sin principios éticos por libre y global que parezca’.
Conducción temeraria en Internet: casos
¿Cómo actúa la Guardia Civil?
Te recomendamos

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.