Publicidad

GM se pone las pilas

El futuro pasa por el coche eléctrico; el petróleo se acaba y la demanda de energía es cada vez mayor en todo el mundo. Ésta es la razón que ha impulsado a los directivos de la firma nortemericana para acelerar el proceso de producción de un vehículo eléctrico a medio plazo.
-
GM se pone las pilas
General Motors presentará en Frankfurt un concepto de vehículo eléctrico basado en la arquitectura E-Flex (vehículos eléctricos cuya energía puede proceder de diferentes fuentes), que podría llegar al mercado europeo en un plazo aproximado de unos tres años.

Según afirma la marca, la nueva generación de baterías de iones de litio permite una autonomía de unos 55 km -siempre que se encuentren a plena carga-. Actualmente, los ingenieros que trabajan en el proyecto (más de 400) se inclinan por el motor de gasolina, más sencillo, barato, ligero y fácil de acoplar en el vehículo, aunque no descartan la incorporación de un Diesel de pequeña cilindrada, ya que, técnicamente, no hay inconveniente alguno.

Más adelante, la pila de combustible podría constituir el sistema idóneo para generar la corriente eléctrica, por su funcionamiento ecológico y sostenible, pero aún no es viable en un plazo razonable de tiempo. Según anuncian los ingenieros de la compañía automovilística, este sistema E-Flex, que podría verse implementado por primera vez en el mercado en un monovolumen de tamaño medio, muy aerodinámico y dotado de unos neumáticos de baja resistencia a la rodadura, permite una recarga completa de las baterías en un enchufe convencional de 220 voltios en tres horas, y más del 50 por ciento de su capacidad en una sola hora (curva de carga progresiva, como en los teléfonos móviles), con lo que sería viable recargarlo en casa durante la noche (en horas específicas de tarifa nocturna, más barata, y en el trabajo, al día siguiente, para asegurar el regreso sin necesidad de utilizar el motor térmico).

GM no ha desvelado la fecha de comercialización, que podría estar en torno a los tres años, pero asegura que el precio de este vehículo será competitivo y accesible para la mayoría de los usuarios, ya que la actual tecnología de baterías recargables, mucho más baratas, eficientes y ligeras, permite una vida útil de diez años con varios miles de cargas. Además, el coste de mantenimiento real del vehículo será un 75 por ciento inferior al de un vehículo convencional de gasolina o Diesel del segmento medio, lo que le convierte en un modelo idóneo para el 70 por ciento de los usuarios de automóviles.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.