Publicidad

Los peores resultados en la historia de GM

La multinacional de automóviles General Motors ha decidido profundizar su reestructuración en EE.UU., tras anunciar pérdidas récord de 38.700 millones de dólares en el 2007, y ha ofrecido bajas incentivadas a sus 74.000 empleados de plantilla en EE.UU.
-
Los peores resultados en la historia de GM
A pesar de las cuantiosas pérdidas de GM, las mayores de un fabricante de automóviles estadounidense en toda la historia, los mercados reaccionaron de forma positiva al anuncio de la empresa de que está dispuesta a acelerar y profundizar la reestructuración iniciada en el 2005.
A media jornada de ayer, las acciones de General Motors estaban al alza y se cotizaban en la Bolsa de Nueva York a 27,39 dólares por título, un aumento del 0,27 por ciento con respecto al cierre del lunes. El director financiero de GM, Fritz Henderson, dijo que la empresa todavía no ha establecido cuántos trabajadores deberían abandonar el fabricante antes del próximo 1 de julio, porque "el programa es bastante grande". La oferta garantiza 35.000 dólares a los trabajadores con más de 30 años de servicio, más pensiones y prestaciones. Los empleados con menos de 26 años de antigüedad podrían recibir hasta 100.000 dólares pero con pensión y prestaciones recortadas. Las pérdidas de GM se produjeron a pesar de que el fabricante estadounidense —que mantiene una enconada lucha con la nipona Toyota por el puesto número 1 a nivel mundial— tuvo 178.000 millones de dólares de ingresos por la venta de automóviles, 7.000 millones más que en el 2006, la mayor cifra de su historia. Un año más, la situación en Estados Unidos lastró los resultados de GM. Pese a que GM en Norteamérica está en reestructuración desde el 2005, la empresa perdió 1.500 millones de dólares, antes de impuestos, una cifra similar a las del año anterior. Además, su brazo financiero GMAC Financial Services —que proporciona financiación para la adquisición de vehículos, así como hipotecas— perdió 2.300 millones de dólares. GM sólo incluyó en sus resultados 1.100 millones de pérdidas, ya que en 2006 vendió un 51 por ciento de GMAC al grupo inversor Cerberus. La situación del mercado crediticio es lo que empujó la cifra global de ingresos de General Motors de 206.000 millones de dólares en el 2006 a 181.000 millones de dólares en el 2007. El presidente de General Motors, Rick Wagoner, se concentró en los aspectos más positivos de los resultados: "El 2007 fue otro año de importante progreso para General Motors, ya que aplicamos más reducciones significativas de costos en Norteamérica, crecimos de forma agresiva en mercados emergentes, negociamos un acuerdo laboral histórico e introdujimos una serie de importantes vehículos en todo el mundo", afirmó. Wagoner añadió que "estamos satisfechos con la tendencia a la mejora en nuestros resultados del automóvil, especialmente dadas las difíciles condiciones en mercados importantes como Estados Unidos y Alemania pero tenemos que trabajar más para alcanzar una rentabilidad aceptable". Lo cierto es que los de 38.700 millones de dólares de números rojos del 2007, 38.300 millones son achacables a la inclusión en los resultados de gastos especiales por créditos fiscales no utilizados pasados ejercicios. Uno de los aspectos más positivos de los resultados del 2007 son las cifras de los mercados emergentes y especialmente de Suramérica. En el 2007, Brasil se convirtió en el tercer mayor mercado automovilístico del mundo para GM, por detrás de EE.UU. y China, con unas ventas de casi 500.000 vehículos. GM en Suramérica, África y el Oriente Medio ingresó la cifra récord de 1.300 millones de dólares antes de impuestos, un 140 por ciento de aumento con respecto al 2006, tras vender 1,2 millones de vehículos durante el año. La inmensa mayoría, 919.600 unidades, fueron vendidas en Suramérica, con ventas récord en Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Venezuela. En Europa, por segundo año consecutivo GM fue rentable al ganar 55 millones de dólares, tras un aumento de las ventas del 8,9 por ciento que colocó la cifra final en el récord de 2,2 millones de unidades. En la región de Asia-Pacífico, GM ganó 744 millones de dólares. Para el 2008, GM dijo que "pese a las incertidumbre del mercado de EE.UU., la compañía espera mejores ganancias del automóvil antes de impuestos" comparadas con las del 2008. El Comité de Empresa de General Motors (GM) ha expresado su "preocupación" por las pérdidas multimillonarias generadas por la multinacional automovilística durante el pasado año, así como por el recorte de empleo en 74.000 personas. En declaraciones a los medios, el presidente del Comité, José Juan Arcéiz, admitió que se trata de una "mala noticia", aunque precisó que los problemas de la multinacional están centrados en el mercado estadounidense. Las 74.000 bajas incentivadas para trabajadores de planta se centrarán en los Estados Unidos y por ahora "no hay ninguna regulación planteada" en Europa, explicó Arcéiz. No obstante, advirtió de que los procesos de externalización serán el "caballo de batalla" para el conjunto de la industria de automoción en los próximos años. Por otra parte, Arcéiz reconoció que la plantilla de la planta de Figueruelas (Zaragoza) ha recibido con "sorpresa y preocupación" el nombramiento del polaco Romek Rytwinski, hasta ahora director general de GM Polonia, para asumir ese mismo cargo en España por la jubilación de Antonio Pérez Bayona. El presidente del Comité de Empresa precisó que la sorpresa se debe a que la plantilla esperaba el nombramiento de un directivo español, y no tanto por el hecho de que Rytwinski fuera hasta ahora el responsable de la planta de Gliwice, que pugnó con la factoría aragonesa para construir el modelo Opel Meriva. Arcéiz valoró que Rytwinski proceda de una fábrica que "funciona muy bien" y opinó que el directivo llegará a Figueruelas con la intención de "hacerla más grande". En su opinión, "nada apunta" a que el grupo tenga intención de deslocalizar la actividad de Figueruelas, aunque matizó que "en una multinacional siempre hay que poner las cosas en cuarentena". La planta de Figueruelas, la empresa más importante de Aragón, cuenta con una plantilla de 8.000 personas y genera un volumen de empleo indirecto similar. El pasado año logró el pasado año un récord histórico de producción, con un total de 485.857 vehículos y un aumento interanual del 29 por ciento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.