Publicidad

Los fallos de GM en EE.UU., en el punto de mira

La Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico por Carretera de Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés) ha abierto una investigación sobre un posible fallo en el sistema de frenado de algunos todoterrenos del grupo estadounidense General Motors y que podría afectar a más de seis millones de vehículos, según un documento de la NHTSA.
-
Los fallos de GM en EE.UU., en el punto de mira

De esta forma, la NHTSA ha iniciado una investigación preliminar sobre los vehículos del grupo automovilístico después de haber recibido 110 reclamaciones por parte de conductores estadounidenses en relación con problemas en los frenos de todoterrenos de las marcas Chevrolet y GMC y que dificultan que el vehículo se detenga.

La NHTSA ha decidido iniciar esta investigación preliminar después de que la Oficina de Investigación de Defectos de la NHTSA haya recibido quejas por posibles defectos en el sistema de frenos de los todoterrenos Yukon, Yahoe y Sierra de GMC y los Silverado, Suburban y Avalanche de Chevrolet, fabricados entre 1999 y 2003.

Las reclamaciones señalan que estos modelos podrían haber sufrido una corrosión de los frenos, lo que podría ocasionar una pérdida repentina de la efectividad del sistema de retención y un aumento de la distancia necesaria para detener el vehículo.

Según el documento de la NHTSA, en 37 de las 110 reclamaciones recibidas se ha confirmado un fallo de los frenos de los vehículos y en tres de ellas se indicaba que se había producido un accidente por este defecto.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.