Publicidad

GM y Chrysler acumulan fallos

El consorcio automovilístico General Motors ha llamado a revisión en Estados Unidos aproximadamente 1,5 millones de vehículos de sus marcas Chevrolet, Buick, Oldsmobile y Pontiac fabricados entre 1997 y 2003 por un problema en el motor, según un informe remitido a la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico por Carretera de Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés) que recoge el 'CNNMoney.com'.
-
GM y Chrysler acumulan fallos
La NHTSA señaló que están envueltos en esta llamada a revisión todos algunos modelos de dichas firmas fabricados entre 1997 y 2003 que monten el motor de gasolina de 3.8 litros V6. Asimismo, dicho organismo señala que este defecto en el motor puede provocar un incendio.

Este defecto se produce por las posibles pérdidas de aceite que pueden caer sobre el colector de salida de gases durante frenadas bruscas. Este colector se encuentra normalmente a altas temperaturas por lo que puede arder y provocar un incendio en el vehículo.

Ante esta situación, el consorcio General Motors ha llamado a revisión todas las unidades que pueden estar afectadas para sustituir, sin coste alguno para el cliente, las piezas defectuosas. Los propietarios de los vehículos involucrados recibirán en el plazo de un mes una notificación por parte de la compañía con todos los detalles de esta campaña.

Entre los modelos envueltos en esta operación se encuentran los Buick Regal fabricados entre 1997 y 2003, así como los Chevrolet Lumina, Monte Carlo e Impala de entre 1998 y 2003, los Oldsmobile Intrigues de entre 1998 y 1999 y los Pontiac Grand Prix producidos entre 1997 y 2003.
Al mismo tiempo, Chrysler se ha encontrado con un problema de airbags y otro de lubricación en cerca de 47.000 unidades fabricadas por Jeep, que ahora deberán ser revisadas para subsanar los fallos con los que salieron de fábrica.

Más de 4.000 unidades de Jeep Grand Cherokee, Commander, y Wrangler podrían tener el cableado del controlador del airbag del conductor mal instalado, pudiendo impedir su correcto funcionamiento.

El grueso de la revisión recae en 42.469 unidades del Liberty 2002-2003, donde las rótulas delanteras presentan problemas de lubricación, pudiendo oxidarse y, en casos extremos, llegar a desprenderse.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.