Publicidad

General Motors dejará de fabricar coches en Australia en 2017

El consorcio automovilístico estadounidense General Motors tiene previsto finalizar la fabricación de vehículos y de motores en Australia en 2017, al tiempo que reducirá de forma significativa sus operaciones de ingeniería en el país, lo que supondrá la pérdida de 2.900 empleos, según informó la empresa en un comunicado.
Agencias

Twitter: @Autopista_es -

General Motors dejará de fabricar coches en Australia en 2017

La multinacional con sede en Detroit, en el Estado de Michigan, explicó que estas acciones se enmarcan dentro de su estrategia de optimización de sus operaciones globales y afirmó que su intención es llevar a cabo una transición hacia una compañía nacional de ventas en Australia y en Nueva Zelanda.

 

El aún presidente y consejero delegado de General Motors, Dan Akerson, resaltó que su empresa está completamente dedicada a reforzar sus operaciones globales, al tiempo que satisfacen las necesidades de sus clientes.

 

‘La decisión de finalizar la producción en Australia refleja la tormenta perfecta de influencias negativas a la que se está enfrentando la industria del automóvil en el país, incluyendo la sostenida fortaleza del dólar, los altos costes de producción, el reducido mercado doméstico y por el más competitivo y fragmentado mercado automovilístico en el mundo’, añadió.

 

2.900 empleados afectados en el cese de producción de Australia

La corporación estadounidense indicó que el fin de la actividad productiva en Australia afectará a 2.900 personas en los próximos cuatro años. De este total, 1.600 personas corresponden al centro de Elizabeth y los 1.300 empleados restantes a Holden Victoria.

 

General Motors explicó que la marca Holden continuará participando en el mercado australiano más allá de 2017, a través de una compañía nacional de ventas, así como con un centro de distribución de piezas y con un estudio de diseño global.

 

El servicio y las ventas de automóviles de dicha firma no se verán afectados por esta iniciativa en el país, donde continuará operando mediante una amplia red de distribución. General Motors apuntó que los términos de garantía y de suministro de componentes se mantienen sin cambios.

 

La finalización de la actividad de fabricación en Australia tendrá un impacto negativo antes de impuestos de hasta 600 millones de dólares (438 millones de euros al cambio actual). La empresa contempla cargos laborales adicionales después de 2017.

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.