Publicidad

Gama GLP para el Fiat Bravo, Punto y Panda

El fabricante italiano comercializará a partir del segundo trimestre de 2009 una nueva gama de motores alimentados por Gas Licuado de Petróleo para el Fiat Panda, el Bravo y el Punto. Este combustible alternativo emite menos CO2 y cuenta con red de distribución mayor que otros carburantes 'ecológicos' en Europa.
-
Gama GLP para el Fiat Bravo, Punto y Panda
La marca transalpina ha anunciado que, a partir del segundo trimestre de 2009, incorporará una nueva gama de motores propulsados con Gas Licuado de Petróleo (GLP) para el Fiat Punto, el Bravo y el Panda en el mercado europeo.

El GLP (Gas Licuado de Petróleo) es un hidrocarburo que se obtiene directamente de proceso de refinado del petróleo. Este combustible genera menos emisiones nocivas para el medio ambiente y no produce partículas PM10, una de las principales sustancias que favorecen la contaminación atmosférica.

El Fiat Punto GLP, disponible tanto en tres como en cinco puertas, equipará un propulsor 1.4 de 77 CV. Por su parte, el Bravo dispondrá también de un motor de 1,4 litros pero que llega a rendir los 90 CV. Finalmente, el Panda contará con una mecánica 1.2 de 60 CV. El punto fuerte de estos ‘ecológicos’ propulsores son las reducidas emisiones que producen: 116 g/km el Panda, 119 g/km el Punto y 134 g/km el Bravo.

Los propulsores de las versiones GLP disponen de un sistema de alimentación específico, para acoger los inyectores de GLP, además de contar con la instalación eléctrica suplementaria. La bombona de GLP, está ubicada en el vano de la rueda de repuesto, a fin de no restar espacio al maletero de los diferentes modelos.

Otra de las características de la gama GLP es que conserva la posibilidad de ser alimentado también por gasolina. El usuario podrá pasar de un combustible a otro cuando lo deseé simplemente apretando un botón ubicado en el salpicadero. El cambio se puede realizar incluso en marcha. Escogiendo la alimentación de GLP ofrece prestaciones muy similares a la gasolina y mantiene la misma potencia.

Frente al Gas Natural, el GLP cuenta con una red de distribución mayor en Europa, donde se dispone de un total de 13.726 estaciones. Sin embargo, en España no existe aún una red muy numerosa. No sólo sus emisiones de CO2 son un 15 por ciento menores que la de la gasolina, además permite una mayor duración del motor y alarga los periodos de cambio de aceite.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.