Publicidad

El Ford Fiesta y sus increíbles prototipos

El Ford Fiesta cumple ahora 40 años y durante estas cuatro décadas muchos han sido los increíbles prototipos que han nacido de este utilitario. ¿Quieres conocerlos?
Sylvia Longás.

Twitter: @SylviaLongas -

El Ford Fiesta y sus increíbles prototipos

Cuatro décadas dan mucho de sí. Y si no que se lo digan al Ford Fiesta que este año cumple 40 años. Toda una vida en la que ya lleva seis generaciones a sus espaldas y que prepara ya la séptima para mediados de 2017. Pero durante este periodo de tiempo, los ingenieros de Ford no sólo han creado los modelos que hemos visto rodar por las calles y carreteras. También han salido de los estudios de diseño e ingeniería diferentes conceptos y prototipos que, en la mayoría de los casos, nunca vieron la luz más que en los salones del automóvil. Te presentamos los curiosos conceptos que han nacido del Ford Fiesta.

Ford Bobcat de 1972.  El desarrollo del Ford Fiesta se inició en 1972 bajo el nombre clave de Bobcat. Diseñado para rivalizar con sus competidores del segmento B: como el Fiat 127 o el Renault 5, el Fiesta nacía para ofrecer algo nuevo en el mercado.

Ford Fiesta Corrida de 1976. Diseñado por el carrocero Ghia, este prototipo fue presentado en el Salón de Turín del año 1976. Destaca por su cuadrado diseño y un sistema de apertura de puertas muy particular: se abren hacia arriba y después se doblan, reduciendo de esta manera su tamaño.

Ford Fiesta Prima de 1976. Presentado en el Salón de Turín de 1976, es el primer proyecto de Ford para la fabricación de un coche de tamaño medio, el que sería el antecesor del Fiesta. Las secciones intercambiables del techo del prototipo podrían transformar el vehículo entre una camioneta, un familiar, un coupé fastback o un tres volúmenes de dos puertas.

Ford Fiesta Fantasy de 1978. Ford lo creó para celebrar los 75 años de Ford Motor Company en 1978. Se trataba de una camioneta que podía transformarse en un convertible 2+2 o en un coupé deportivo gracias al uso de paneles intercambiables de fibra de vidrio.

Ford Fiesta Ghia Tuareg de 1979. Simpático Fiesta todo terreno para conducir por el desierto que fue presentado en el Salón de Ginebra. Nació con formato de carrocería familiar con un portón trasero dividido para proporcionar mayor practicidad. Equipaba grandes pasos de rueda para albergar sus neumáticos TT y la suspensión se desarrolló especialmente para este modelo.

Ford Fiesta Ghia GTK de 1979.  Se asentaba sobre la plataforma de un Ford Fiesta alargado. Se trataba de un coche deportivo aerodinámico con una gran cantidad de espacio para equipaje donde destacaban sus grandes ventanas para ofrecer mayor luminosidad y visibilidad al habitáculo  Muy adelantado a su época, ofrecía ventanillas eléctricas, ordenador de a bordo e instrumentación digital.

Ford Fiesta prototiposFord Fiesta Ghia Pockar de 1980. Coche pequeño, estrecho y alto, diseñado para cuatro pasajeros. En las puertas, grandes compartimentos para guardar objetos. Los asientos traseros se plegaban para incrementar el espacio de carga.

Ford Fiesta Ghia Shuttler de 1981. Menos de dos metros de largo medía este concepto de Ford, es decir, 1,5 metros más pequeño que el Ford Fiesta. Carrocería deportiva en forma de cuña terminada en color gris antracita metalizado con rayas de color naranja. La luneta trasera y los espejos retrovisores empotrados fueron avances para la época.

Ford Fiesta Ghia Barchetta de 1983. Basado en la arquitectura del Ford Fiesta XR2, el Ghia Barchetta se presentaba como un concepto avanzado de deportivo de dos plazas, un nicho de mercado muy atractivo para esa época. Ford quería demostrar su potencial en la fabricación de coches deportivos asequibles. Se terminó en color plata con zonas en tono gris oscuro y ruedas de 13 pulgadas con neumáticos Goodyear NCT. Equipaba un motor de 1,6 litros de 16V del XR2.

Ford Fiesta Urba de 1989. Concept car que mostraba una visión de un viaje de compras en la ciudad. Para ello, los ingenieros de Ford dotaron al Urba contaba con dos puertas en las plazas delanteras y una para las plazas posteriores para facilitar el acceso desde la acera. Incluía sensores de aparcamiento y un mando para abrir la puerta del garaje, así como un refrigerador en el maletero.

Ford Fiesta Bebop Ghia de 1990. Modelo orientado a los conductores de mentalidad deportiva, para la práctica de deportes al aire libre, con una zona de carga diseñada para llevar artículos como tablas de windsurf y velas, así como bicicletas de montaña.  Inconfundible su color amarillo en la parte frontal y sus ruedas blancas.

Ford Fiesta Libre de 1998. Hizo su debut en el Salón de Chicago y fue otra enfoque que Ford le dio a su modelo Fiesta para crear un descapotable deportivo impresionante. El concepto Libre contaba con una segunda puerta trasera con bisagras para permitir el acceso a los asientos traseros. Se terminó en rodo con un interior de cuero color crema. El exterior, con faros en forma de lágrima y una gran parrilla frontal inferior.

Ford Fiesta prototiposFord Fiesta Zig Black-Zag White de 1990. Precursor de la plataforma “One Ford”, el fabricante de automóviles presentó este concepto en el Salón de Ginebra de 1990. Diseñado en el estudio Ghia de Turín, el concepto Zig era una barchetta negra de dos plazas, mientras que el brillante Zag de color blanco se presentaba como una furgoneta deportiva. Con el Zig y Zag, Ford muestra los extremos de una gama que podrían tener los coches deportivos.

Ford Fiesta Saetta de 1996. Biplaza descapotable que en cuestión de unos meses se revelaría en versión de producción con la llegada del Ford Ka. Más adelante este modelo se convertiría en todo un éxito para la marca por su reducido coste de desarrollo y los beneficios que supuso para Ford pese a su económico precio de venta al público.

Ford Fiesta Ghia Lynx de 1996. Se mostró al público en el Salón de Ginebra de 1996. Se trataba de un elegante coupé de dos puertas con arcos estructurales sobre el techo y una zona para un techo retráctil. El techo se podía guardar en el compartimento trasero.

Ford Fiesta Libre de 1998. Su primera aparición, en el Salón de Chicago como un prototipo de coche deportivo descapotable con dos puertas tipo suicida para la segunda fila de asientos. Color rojo para su carrocería con el interior de cuero en tono crema.

Ford Fiesta Rallye Concept de 2002. El Ford Fiesta Rallye Concept, que fue presentado en el Salón del Automóvil de Brimingham en 2002, era la visión de futuro de la compañía para volver a la competición en el Super 1600 (S1600). Fue construido sobre la base de un Fiesta Mk6, con tres puertas. Equipaba motor 1.6 litros de 16 válvulas Duratec, de 200 CV.

Fiesta Fiesta RS de  2004. Fue visto en el Salón de Ginebra de 2004, y nació como un prototipo de lo que sería la versión más deportiva del Fiesta. Con una configuración de tracción delantera, el prototipo entregaba más de 180 CV y era capaz de pasar de cero a 100 km/h en 7 segundos.

Ford Fiesta Verve de 2007. Se presentó por vez primera en el Salón del Automóvil de Fráncfort de 2007, como un anticipo del Fiesta en su sexta generación, aunque la versión definitiva no se presentaría hasta 2008. Diseño llamativo en el exterior para atraer a la audiencia global relacionada con la moda.

Ford B-Max Concept de 2011. Se presentó como prototipo en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2011. La versión de producción se mostró por primera vez en el Congreso Mundial de Telefonía Móvil. Construido sobre la misma plataforma que el nuevo Fiesta, el B-Max Concept contaba con puertas correderas y pilares B integrados.

Ford Fiesta ST de 2011. Junto al lanzamiento del Focus ST, en el Salón de Fráncfort, Ford presentó el Fiesta ST Concept con el objetivo de alcanzar al menos 40 mercados incluyendo destinos tan diferentes como EE.UU., Europa, México y Australia. El ST concept tomaba como base la experiencia del Mundial de Rallyes, donde Ford compite con un Fiesta RS WRC y equipaba motor 1.6 de cuatro cilindros de 180 CV.

También te puede interesar

 Ford Fiesta: 40 años de un superventas

Ford Fiesta 2017: primeras fotos y datos

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.