Publicidad

Financiación: elige la mejor alternativa

¿Gangas? ¿Chollos? Son apetitosos pasteles que no se encuentran con mucha facilidad. Nuestro objetivo en este reportaje no es descubrirte el chollo o el 'ofertón' de cada marca, sino orientarte a la hora de financiar un vehículo. Hemos hecho mucho hincapié en las distintas opciones que tienes para pagar el automóvil de tus sueños. Pero también debes conocer ciertos términos que aparecerán en tu contrato de compra. El TIN, el TAE, comisión de apertura y de cancelación total, renting… ya no te sonarán a chino.
-
Financiación: elige la mejor alternativa

Para que te concedan un préstamo, las entidades financieras y las cajas/bancos exigen una documentación personal del solicitante del préstamo. Es habitual presentar las últimas nóminas, el tipo de contrato de trabajo (temporal, indefinido o fin de obra), la última declaración de la renta y, a veces, la factura de compra del automóvil. A veces, si la cantidad solicitada está por encima de los ingresos anuales, pueden llegar a pedirte una persona que te avale (avalista), quien pagará tus cuotas en el caso de que tú no puedas.

Si solicitas el préstamo a empresas de crédito rápido o ‘express’, la documentación requerida suele ser menor, pues con el envío por fax de la última nómina es suficiente. No obstante, sobre este tipo de empresas debemos decir que el dinero a financiar no es muy cuantioso (entre 15.000 y 20.000 euros como máximo) y que suelen aplicar unos intereses y comisiones bastante altos.

Antes de decidirnos por las financieras o por los bancos o cajas, debemos saber el significado de ciertos términos que aparecen en todos los préstamos. Es preciso saber qué son exactamente para que no nos traten de ‘engañar como a chinos’, que en la villa del Señor hay muchos y muy audaces embaucadores. Aquí tienes un breve glosario con los principales términos. Revísalos y no dudes en preguntar.

TIN (Tipo de Interés Nominal)

Es el porcentaje de intereses que nos cobrarán del dinero del préstamo. Se aplica en función de los tipos de interés vigentes en la Zona Euro, fijados, por tanto, por el Banco Central Europeo. Según el porcentaje aplicado del TIN, podemos establecer las siguientes divisiones: muy bueno (menor o igual al 5%), bueno (entre el 5 y 6%), medio o normal (6-7%), alto (7-8%) y muy alto (por encima del 8%).

Comisión de apertura

Así lo denominan las financieras, aunque algunas cajas y bancos lo llaman 'comisión de estudio'. Se trata de un porcentaje que se aplica al formalizar el préstamo. También se puede hacer un análisis según el porcentaje aplicado: muy bueno (0,0 %); bueno (menor o igual al 1,0%); normal (1,1-1,5%); alto (1,6-2,0%).

Comisión de amortización parcial y cancelación total

Todas las personas que solicitan un préstamo lo hacen porque no tienen dinero efectivo para poder pagar su vehículo. Sin embargo, en un momento determinado el comprador sí que puede disponer de ese dinero para hacer frente al préstamo, por lo que decide dar la cantidad de euros que le queda por pagar. Por este motivo, cuando negociamos un préstamo con una financiera o con una caja/banco debemos atender a la comisión de amortización parcial y de cancelación total.

La comisión de amortización parcial es la cantidad de dinero que la entidad financiera cobra cada vez que deseas amortizar (anticipar) parte del capital pendiente del préstamo.

La comisión de cancelación total se impone para que los clientes no refinancien lo que deben con otra financiera-banco/caja que les pueda ofrecer condiciones más ventajosas, por lo que esta comisión, que difícilmente se cifra en un 0 por ciento (lo más habitual es entre un 1 y un 3 por ciento), es una especie de seguro de fidelización de la propia financiera o caja/banco para tener ‘atados’ a sus clientes.

Un estudio realizado por la web especializada en seguros y financiación de coches y motocicletas, www.arpem.com, nos da una serie de baremos por los que se establece una clasificación de los préstamos según la tasa de cancelación total: muy bueno si pactamos un 0,0 por ciento; bueno si dicha tasa es menor o igual a 1 por ciento; normal si el porcentaje se sitúa entre el 1,1 y el 1,5 por ciento; alto si la cancelación es entre un 1,6 y un 2,0 por ciento; y muy alto, y por tanto el menos recomendable, si la tasa es superior a un 2 por ciento.

TAE (Tasa Anual Equivalente),

Estas siglas, que significan Tasa Anual Equivalente se obtienen de la suma del TIN (Tasa de Interés Nominal) más las comisiones de apertura y cancelación. Es un buen indicativo que refleja la cantidad de intereses totales que pagaremos por nuestro préstamo. Al igual que el TIN y el resto de comisiones, también podemos establecer una división según el porcentaje aplicado. De esta forma, si el TAE es menor o igual al 6 por ciento, sería una opción muy buena; sería bueno si el TAE se sitúa entre el 6,1 y el 7 por ciento; regular si está entre un 7,1 y un 9 por ciento; y malo si está por encima del 9 por ciento.

Son los principales que hay en la actualidad en el mercado financiero. Te los explicamos de forma breve. Autopista.es te aconseja un préstamo a interés fijo, porque siempre pagarás la misma cuota cada uno de los meses. Además, la incertidumbre económica y las previsiones no son muy optimistas, ya que auguran que el Tipo de Interés General (o comúnmente conocido como precio del dinero) siga subiendo ligeramente. El BCE (Banco Central Europeo) lo justifica para controlar la inflación, que está por las nubes, entre otras causas por la subida imparable y continuada del precio del petróleo.

A interés fijo: es el más recomendable, puesto que se paga una cantidad fija todos los meses. En la actualidad, en torno al 80 por ciento de los préstamos para comprar coches son de este tipo. Se elimina la incertidumbre económica del momento, más ahora que parece que el Tipo de Interés General –o precio del dinero-, sube o baja con muchísima facilidad.

A interés variable: depende del precio del dinero. Si éste es alto, tu tipo de interés será alto; si el precio del dinero baja, tu cuota también baja. Las personas que solicitan un préstamo con interés variable deben saber de antemano que la cuota mensual puede variar constantemente. En algunos préstamos para automóvil, se toma como referencia el índice hipotecario o Euríbor, al que se le aplica un porcentaje que suele variar entre el 0,5 por ciento y el 3 por ciento. Recomendamos este tipo de opción a aquellas personas que estén familiarizadas o que estén muy informadas sobre el estado actual y futuro de la economía.

Flexible: esta fórmula del pago del préstamo es utilizada por muchas marcas. De forma habitual, la marca en cuestión te ‘regala’ una serie de cuotas, es decir, no empiezas a pagar hasta transcurridos unos meses, y luego empiezas a pagar. Otros fabricantes lo que hacen es ponerte una cuota muy reducida durante el primer año, cantidad que sube de forma significativa durante el resto de años que dure el préstamo. Un ejemplo de financiación flexible lo proporciona Fiat con su Grande Punto. Para promocionar este vehículo, han utilizado como slogan ‘Un deportivo por 50 pepinos al mes’. Este mensaje tiene algo de engaño, porque tratan de captar la atención haciéndole pensar al comprador en cuestión que sólo pagará cuotas de 50 euros durante todo el tiempo de financiación, cuando realmente no es así. Esos ’50 pepinos’ se pagan durante el primer año, es decir, 12 cuotas. La marca italiana, en su página web, propone el siguiente ejemplo de financiación: 50 euros durante el primer año, 9.800 euros de dinero a financiar, comisión de estudio y apertura al contado (2,75 por ciento, 269,50 euros); TIN: 6,96 por ciento; TAE: 7,93 por ciento; Plazo: 96 meses; 84 cuotas de 149 euros. Precio total a plazos: 13.385,50 euros.

Multiopción: es un tipo de pago que sólo usan las marcas de automóviles. Entre dos y cuatro años, el conductor que ha elegido esta opción se compromete a pagar la mitad de lo que cuesta el vehículo. Al término de ese periodo, se le presentan tres posibilidades: 1.- Devolver el coche y dejar de pagar cuotas; 2.- Sustituir el automóvil por otro nuevo mediante el mismo proceso; 3. Pagar la última cuota denominada Valor Futuro Mínimo Garantizado y quedarnos con el vehículo.

Este tipo de financiación es la más positiva para aquellos conductores que tienen posibilidades de cambiar de coche cada dos, tres o cuatro años.

En ciertos préstamos a interés variable, se toma como referencia el Euríbor o índice hipotecario. En la actualidad, se encuentra al 4,750 por ciento, cifra que ha vuelto a subir ligeramente después de las bajadas de enero y febrero de 2008 (en marzo y lo que llevamos de abril la tendencia es alcista).
Principales opciones
Recomendaciones
Listado de bancos y cajas
Situación actual

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.