Publicidad

Fiat 500

Todo un icono de la industria italiana... un modelo de esos que siempre será eterno renace. Coincidiendo con el 50 Aniversario del modelo Cinquecento (julio de 1957), Fiat cambia las letras por los números en su denominación y el “todo atrás” por el “todo delante” en su arquitectura.
-
Fiat 500
Ver vídeosVer vídeo

Galería relacionada

Fiat500Novedad

Más “simpático” que nunca, con un planteamiento de coche urbano y de capricho, llega el Fiat 500, el modelo más popular de la marca italiana. Según podemos ver en las primeras fotografías oficiales, tendrá un formato reducido de 3,55 m de longitud, que le pueden convertir en el favorito de quienes aprecian los automóviles pequeños, manejables y distintivos. Fiat ha realizado este modelo partiendo de la estructura mecánica del Panda, pero vistiéndola con una carrocería de tres puertas y con capacidad para 4 pasajeros. Si el exterior recuerda al veterano Cinquecento, en el interior también hay un guiño a ese predecesor y a los cánones estéticos de entonces. El salpicadero de material sintético, pintado en el color de la carrocería, simula la chapa vista empleada en el Cinquecento; lo mismo puede decirse del cuadro de instrumentos, con una esfera única y varios relojes concéntricos para velocímetro, cuentarrevoluciones, temperatura de agua y nivel de combustible. Su grafía algo abigarrada y los colores pastel del volante y de la consola central también destilan nostalgia, pero la disposición de los mandos es similar a la del Panda. El “espíritu cuéntame” se respira en el interior: reposacabezas circulares, colores juveniles... Atrás, las plazas disponibles son solamente dos, mientras que el maletero anuncia oficialmente una capacidad de 170 dm3, gracias a la incorporación de una rueda de repuesto “de galleta”.

Por fuera, igualmente, todo es hedonismo estético. Está bien proporcionado y los detalles se han cuidado con esmero. Lo han diseñado para que guste; lo funcional es secundario, sin con esto querer decir que es poco práctico, sino más bien los contrario, porque hay pocos coches urbanos tan emocionales en un tamaño tan restrictivo. Y si hablamos de función, también hay que considerar la aerodinámica. Pese a un volumen posterior más reducido aún que el del Panda, han conseguido igualarlo llegando a un coeficiente Cx de 0,33, gracias al spoiler incorporado al extremo final del techo. Hablando de tamaño, la referencia al Panda es inevitable, no en vano se erige sobre la misma base aunque ambas exhiben diferentes especificaciones estructurales. En medidas, el 500 tiene la misma distancia entre ejes; es más largo (7cm) y más ancho (5 cm), pero más bajito (5 cm). En definitiva, aunque compacto, es más estilizado, con vías más anchas, menos voladizo delantero y más voladizo posterior. Todo ello, se traduce en algo más de peso: 30 kg suplementarios. Claro que hay otras diferencias...

Con vistas a ofrecer las mejores condiciones de seguridad pasiva y de obtener las 5 estrellas del test EuroNCAP, que ha incrementado la velocidad del choque frontal desde 64 hasta 69 km/h, la estructura se ha reforzado. El 500 incorpora una tercera línea de carga frontal, que no tiene el Panda, para distribuir mejor la energía de una hipotética colisión. También evolucionan el pilar central y la traviesa de las puertas, ahora de acero estampado en caliente, más resistentes. Y en conjunto, los aceros de alta resistencia tienen un 20 por ciento más de presencia que en el Panda.

Otras mejoras en seguridad son el airbag de rodillas para el conductor, que se añade a los airbags frontales, a los laterales y a los de cortina. Hay otras diferencias en el resto de la plataforma comparando con el Panda, por ejemplo en su parte posterior, a la altura del alojamiento previsto para la rueda de repuesto. Por lo demás, dirección y frenos son los mismos, pero con tarados diferentes. El lanzamiento está previsto con tres motores y cuatro niveles de equipamiento: básico, intermedio, deportivo y (llamémosle) fashion. Estos dos últimos ofrecerán contenidos similares, pero con diferentes enfoques. En España, se comercializará en el mes de octubre. En una segunda fase, llegará el cambio con embrague robotizado para los motores de gasolina 1,2 litros (5 velocidades) y 1,4 litros (6 velocidades). En 2008 también habrá una versión 500 Abarth, que montará el motor 1.4 T-Jet de 120 CV, pero a estas alturas todavía se especula con una cifra superior, en torno a los 135 CV. La gama será completada con un 500 Convertible en 2009.

Respecto a los precios, aún no han sido anunciados, aunque la marca asegura que serán superiores a los del Panda, ya que éste es un modelo mucho más aspiracional.

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.