Publicidad

6.000 euros para la familia de un motorista

El juez del Juzgado Central Contencioso-Administrativo número 7 de Madrid ha condenado al Ministerio de Fomento a pagar 6.001 euros a la familia de un joven de 24 años que murió en 2005 tras caer de la moto en la que viaja y estrellarse contra un guardarraíl en el kilómetro 308,800 de la A-4.
-
6.000 euros para la familia de un motorista
En la sentencia, el tribunal considera que, "con independencia de que estuviera autorizada" la utilización del guardarraíl, este tipo de barreras "se han mostrado en la práctica como un peligro cierto para los motoristas en accidentes de tráfico", por lo que Fomento tiene responsabilidad patrimonial en el accidente.
Concretamente, el tribunal señala que el artículo 106.1 de la Constitución dispone que los particulares tienen derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos, y que el artículo 57 de la Ley de Seguridad Vial atribuye al titular de la vía la obligación de mantenerla en las mejores condiciones. La noche del 8 de abril de 2005, el joven viajaba por la A-4 para asistir las pruebas del campeonato del mundo de motociclismo de Jerez cuando supuestamente la moto resbaló sobre una flecha de dirección pintada en la calzada y cayó al suelo, con la desgracia de que se deslizó sobre el pavimento hasta estrellarse contra uno de los postes verticales del guardarraíl que le causó la muerte. Según el auto de la Guardia Civil, el joven viajaba en el carril de la derecha, a 40 kilómetros hora y las ruedas de la moto estaban en buenas condiciones. Tras el accidente, la familia del motorista solicitó una indemnización al Ministerio de Fomento, pero su reclamación fue desestimada por el Secretario General Técnico al considerar que no existía "nexo causal entre la actuación de la Administración y el fallecimiento" del joven. En declaraciones a los medios, los padres del joven afirmaron que esperan que el fallo sirva "de reproche, repudio y vergüenza de cuantos ostentan la potestad de elegir el destino de los fondos públicos", y para conseguir la "definitiva desaparición" de los guardarraíles que no están adaptados para motoristas. El Ministerio de Fomento está instalando en las carreteras unos 1.950 kilómetros de guardarraíles al año, de las cuales alrededor de 350 kilómetros (el 17,9 por ciento) están adaptados para ser seguras para los motoristas, según afirmó la semana pasada el director general de Carreteras, Aureliano López. Fomento tiene en marcha un plan para instalar antes de 2012 un total de 3.200 kilómetros de barreras de seguridad para motoristas en los márgenes de la carretera, con un coste de 130 millones de euros, y otro plan distinto para instalar unos 1.600 kilómetros de barreras sin adaptar al año. La Asociación Mutua Motera (AMM) denunció la semana pasada que uno de estos sistemas de protección para motoristas no cumple la última normativa vigente de seguridad. Por su parte, Fomento afirmó que el sistema es "legal", aunque reconoció que ya no lo usa porque hay otros sistemas "más funcionales".

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.