Publicidad

106 fallecidos: el carné por puntos, en el punto de mira

Más de un centenar de muertos en la carretera una vez más en las vacaciones de Semana Santa. Sólo se reduce en cuatro el número de víctimas con respecto al pasado año. Víctimas de la carretera, guardias civiles, asociaciones de automovilistas, autoridades de Tráfico, responsables judiciales, todos ellos valoran la tragedia y exponen sus argumentos. El debate y las soluciones son tan urgentes y necesarias como siempre.
-
106 fallecidos: el carné por puntos, en el punto de mira
La operación especial de Semana Santa ha finalizado a las doce de la noche de este lunes con el balance de 106 personas muertas en ochenta accidentes con víctimas mortales; según informa la Dirección General de Tráfico (DGT), estos datos se completan con la cifra de 62 heridos de carácter grave y 37 heridos leves. En comparación con el mismo periodo festivo del año pasado, han muerto cuatro personas menos, pero, finalmente, se ha sobrepasado el centenar de víctimas, una barrera que el propio director de la DGT, Pere Navarro, había establecido como límite para poder concluir que “algo está fallando”. Pese a la entrada en vigor del carné de conducir por puntos y la instalación de numerosos radares en las carreteras, así como los esfuerzos en campañas publicitarias de prevención, el descenso en el número de fallecidos no ha sido significativo. La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha apuntado a dos factores como decisivos en el número de víctimas mortales: la climatología adversa y la falta de infraestructuras para hacer frente a desplazamientos masivos como el de estos días. La AUGC compara que, en el año 1970, la agrupación de Tráfico de la Guardia Civil contaba con 7.000 agentes para un parque automovilístico de un millón de vehículos; en 2007, la plantilla de agentes no supera los 8.200 efectivos para 27 millones de vehículos. Añaden que España ocupa el segundo puesto a nivel mundial en recepción de turistas, lo que no se acompaña de la necesaria inversión en seguridad. Siguiendo con las comparaciones, la asociación de guardias civiles centra su mirada en el número de radares. En España actualmente hay 317 y se pretenden alcanzar los 500. Holanda ya tiene 1.000 para una población sensiblemente inferior y Francia supera los 1.500 aparatos. Por último, dirige sus críticas al corto plazo de las campañas de prevención, que afirman no son suficientes, porque no cubren las necesidades de educación y formación en seguridad vial; la concienciación de la sociedad debe ser continuada en el tiempo y no basarse únicamente en campañas puntuales de mucha inversión en momentos críticos. La fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Cuenca, María del Carmen Rupérez, ha afirmado que es “sorprendente” que la mayoría de delitos contra la seguridad del tráfico se acaben sobreseyendo y no se consideren infracción penal. Para Rupérez, “el problema de la vía penal es que la acreditación de los hechos para obtener un reproche penal ha de ser manifiesta”. En los siete casos que se tramitaron en la provincia de Cuenca el año pasado porque los conductores habían doblado la velocidad autorizada, la Fiscalía archivó las diligencias. La Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA) ha rechazado que la responsabilidad de los accidentes sea atribuible al carné por puntos y ha señalado a la velocidad inadecuada como factor decisivo. Para DIA es una “enorme irresponsabilidad tachar de fracaso el carné por puntos”. En opinión de esta agrupación de víctimas, son los conductores “quienes, en la mayoría de los casos, con su actitud al volante causan los accidentes y ahí es donde se debe trabajar mediante educación vial, legislación adecuada y medios personales y materiales para hacerla cumplir”. Un 68,4 por ciento de los españoles reconocen que las campañas de prevención de accidentes de la DGT les influyen mucho cuando salen a la carretera los días de vacaciones y les “ayudan a ser conscientes de los peligros”, según una encuesta realizada por el Instituto de Investigación y Marketing Invymark para la cadena de televisión laSexta. El Comisariado Europeo del Automóvil (CEA) reparte las responsabilidades del “fracaso” entre la DGT, automovilistas y las distintas administraciones. Esta entidad considera que el carné por puntos ha generado “muchas expectativas” sin que haya sido acompañado de otras medidas también necesarias, como un aumento de la presencia de la Guardia Civil o una mejor señalización de los puntos negros. Desde el RACE, el director del departamento de Seguridad Vial, Tomás Santa Cecilia, coincide en que no se han atendido “prioridades fundamentales” como que el 45 por ciento de los fallecidos no llevaba el cinturón abrochado y que el 80 por ciento de los conductores afirma haber conducido alguna vez con signos de fatiga. Como una propuesta más, señaló el caso de Austria, donde los automovilistas están obligados a pasar cursos de reeducación vial.

En el RACC no se apunta al permiso por puntos, que consideran va a dar “buenos resultados”, pero se señala que no se han terminado de “hacer los deberes” en temas como la señalización, la mejora de la red viaria o la vigilancia de las carreteras. El presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, criticó el carné por puntos, del que afirmó que fue aprobado “precipitadamente sin haber resuelto previamente qué se iba a hacer con los que conduzcan sin carné o con los que les da igual cometer infracciones”. En su opinión, es momento de “rediseñar y volver a empezar” con el permiso, pues de lo contrario se repetirá el fracaso. “No se ha logrado el objetivo para el que fue creado que era eliminar a los hooligans de la carretera”, añadió Arnaldo. Para el portavoz de AEA, en los accidentes “está teniendo una incidencia importante la distracción, la desatención, la velocidad inadecuada y las salidas de la vía”. Una víctima adicional de estos desplazamientos masivos de la población en busca de unos días de vacaciones y descanso y su posterior regreso es, una vez más, el medio ambiente. En Cataluña, los 770.000 vehículos que en estos días se han desplazado en la operación retorno han emitido más de 13.000 toneladas de dióxido de carbono. Una cifra a multiplicar por dos si tenemos en cuenta que un número similar de coches participó, lógicamente, en la operación salida. Según el Institut Catalá de l’Energia (ICE), un automóvil emite 2,5 kilos de dióxido de carbono por cada 14,6 kilómetros. Es el tema de estos días. Cada periodo vacacional viene acompañado de la tragedia de muchas personas, afectadas por cada muerte en la carretera. Más de cien familias están de luto en estos días. Las reacciones, excusas, responsabilidades y culpas se reparten en muchas direcciones. Un diario australiano, examinando las cifras de su país, afirma: Conductores idiotas . ¿Y tú qué opinas? Visita nuestro blog .
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.