Publicidad

Fabricantes y concesionarios, a la gresca

La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) ha calificado hoy de 'falsos' varios de los argumentos expuestos por la patronal de concesionarios FACONAUTO en defensa de la nueva normativa sobre distribución de coches.
-
Fabricantes y concesionarios, a la gresca

El primer contraargumento de ANFAC se centra en la opinión de los concesionarios de que el precio de los coches, con la nueva normativa, se puede abaratar en 400 ó 500 euros.

Para los fabricantes, esta normativa obligará a hacer nuevas y elevadas provisiones por indemnizaciones y devolución de stocks para cubrir los riesgos y ANFAC calcula un montante de esa provisiones por valor de miles de millones de euros.

Por tanto, dichas provisiones y los aumentos de costes de comercialización se imputarán, vía precios, a los consumidores. Las 'serias consecuencias' que aprecia ANFAC sobre la nueva normativa se centran en que si se dejan de compartir riesgos económicos en las inversiones, entre las dos partes y pasan a asumirlos las marcas, 'no tendrá sentido el actual sistema de distribución de vehículos'.

Si el fabricante o el importador pierde la influencia sobre su producto y su comercialización, se incrementarán mucho los costes de distribución. La alternativa expuesta por ANFAC es que las marcas asuman la comercialización de sus vehículos, ya que en la actualidad, ya se practica este sistema comercial.

La nueva ley tendría un impacto negativo en las ventas de coches y en la producción de los mismos, así como el sector de componentes, que tendría que asumir las reducciones de inversiones, como consecuencia de la pérdida de confianza de las casas matrices en el marco jurídico español.

La nueva norma, según ANFAC, sólo beneficia a los propietarios de los concesionarios, no a sus empleados y supone un 'blindaje' para los accionistas de estas pymes.

En cuanto a la financiación de los 'stocks', la asociación de fabricantes explica que es éste quien presta el capital al concesionario, sin intereses, y cita como ejemplo la red de Ford que lo hace a 90 días sin coste para el concesionario.

Replica también ANFAC como apreciación falsa de FACONAUTO que la normativa no va a afectar a la producción por exportarse el 87 % de la misma.

A este respecto, los fabricantes puntualizan que las marcas instaladas en España como constructores venden casi el 80%.

La alegación de FACONAUTO de que en Alemania, Austria y Francia existen legislaciones similares a la recientemente aprobada, es contestada por ANFAC en el sentido de que estos países Alemania, Austria y Bélgica, que no Francia, tienen disposiciones para tratar la rescisión de contratos, de ámbito general, y no únicamente para el sector del automóvil.

ANFAC entiende como falso que la nueva normativa reequilibre una situación de inseguridad jurídica que sufría el concesionario, pues asegura que existe un marco jurídico seguro: el Reglamento Europeo.

Otra formulación de los concesionarios rechazada por ANFAC es que la rescisión unilateral de los contratos no existe, pues se resuelven a través de los Juzgados.

ANFAC discrepa de que los que asumen riesgos e inversiones sean los concesionarios y replica que la inversión del fabricante en desarrollo y homologación de productos, fabricación, publicidad, promoción, campañas de marketing, gestión al final de su vida útil y garantías, entre otros, se vinculan a buenos o malos resultados de ventas, que dependen, a su vez, de la calidad de los concesionarios.

Los fabricantes subrayan que la desaparición de un concesionario puede influir de forma muy negativa en la pérdida de imagen para el fabricante.

La asociación de los productores se pregunta sobre la propiedad del cliente y, a su vez, sobre el futuro de una concesión sin marca, que entiende como imposible.

En cuanto a la pérdida de empleo en los concesionarios, ANFAC señala que es un efecto de la crisis existente y que la nueva normativa no detendrá esa tendencia si se sigue en mercados a la baja como el actual, por lo que niega que sea por razones de indefensión de los concesionarios ante los fabricantes.

También se descarta que nueva normativa proteja 150.000 empleos, ya que, aduce ANFAC, tiene un carácter provisional y añade que los empleos en la red de distribución se salvaguardan con una mejor coyuntura de la economía y formación.

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.