Publicidad

Así son las estafas en la venta de coches por Internet

Con el aumento del uso de Internet para realizar compras, también lo ha hecho el riesgo de estafa al comprar online un coche de segunda mano. Así lo hacen, según recoge un estudio de la empresa Mitula, especializada en la venta de coches de ocasión.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Así son las estafas en la venta de coches por Internet

Las compras por Internet cada vez son mayores entre la gente, hasta el punto que hay quién realiza hasta importantes pagos a través de la red, por ejemplo en la reserva de un coche.

La policía ha detectado múltiples estafas a gente que, después de realizar una reserva, nunca más supo del vendedor. Y es que abundan los anuncios de coches de segunda mano en los que, al llamar, el vendedor dice estar en el extranjero, por lo que le pide a la víctima que realice un pago a una agencia de transportes para recibir el automóvil en cuestión. El problema es que la agencia de transportes o no existe o está creada bajo un falso dominio, por lo que el afectado por la trampa pierde el dinero que haya dejado como señal.

También hay casos en los que el estafador utiliza la presión para cometer su delito. Pone un anuncio de un coche a un precio muy inferior al real, de manera que atrae a varios interesados en el vehículo. Una vez que ha captado a varias posibles víctimas, les pide una señal para reservarles el automóvil, con la excusa de que hay varios posibles compradores. Ninguno de los que pagan la señal vuelve a saber del vendedor en cuestión, perdiendo su dinero.

Las autoridades aconsejan prudencia a todo aquel que quiera comprar un coche online. Lo primero que hay que hacer es tratar de quedar en persona, desconfiando de cualquier vendedor que diga encontrarse fuera de España o que tan sólo pueda contactar por e-mail, estos últimos en ocasiones con faltas de ortografía o con frases sin coherencia. Además, se deberán recopilar todos los datos posibles de la persona o empresa que realiza la venta, para que tengamos algo con lo que poder reclamar en caso de tener algún problema durante la transacción. Se trata de usar la lógica y desconfiar de cualquier cosa que no resulte extraña durante el trato. Y, por supuesto, evitar adelantar dinero sin haber visto el coche, salvo que tengamos plena confianza en la web o persona que realiza la venta o que, por ejemplo, se ofrezca algún tipo de garantía legal.

También te puede interesar

Compra de un coche por Internet, ventajas e inconvenientes

Consejos para incrementar el valor de tu coche

Automercado, coches de segunda mano con todas las garantías

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.