Publicidad

España, matrícula en seguridad vial

España es el cuarto país europeo que más ha reducido el número de fallecidos en accidente de tráfico en el periodo 2001-2008, con un descenso del 44 por ciento, sólo por detrás de Luxemburgo (-49 por ciento), Francia (-48 por ciento) y Portugal (-47 por ciento).
-
España, matrícula en seguridad vial
Por este motivo, España ha recibido el premio a la Seguridad Vial 2009 que concede el Consejo Europeo para la Seguridad en el Transporte (ETSC) , por ser uno de los países que más ha progresado en la reducción de fallecidos en carretera.
Según los datos del tercer informe del Programa de Índice de Rendimiento en las Carreteras realizado en todos los países de la UE, España se sitúa entre los seis países europeos que pueden cumplir el objetivo de llegar a reducir en un 50 por ciento las víctimas mortales en accidente de tráfico antes de 2010. Francia, Luxemburgo, Portugal, Bélgica, España y Letonia, podrían alcanzar el objetivo en 2010, siempre y cuando estos tres últimos países aumenten sus esfuerzos durante este año y el siguiente. Por su parte, Alemania y Suiza tienen la posibilidad de reducir a la mitad el número de muertes hacia el 2013 y los Países Bajos, Italia y Austria en el horizonte del año 2015. A pesar de los progresos obtenidos individualmente por cada país, es probable que la UE no consiga alcanzar globalmente el objetivo hasta 2017, ya que las reducciones conseguidas entre 2001 y 2008 no han superado de forma global el 29 por ciento. En 2008, murieron 39.000 personas en accidentes de tráfico en la Europa de los 27, 15.400 menos que en 2001, pero todavía lejos del límite de 25.000 muertes que la UE se impuso como meta para 2010. En 2001, España tenía una tasa de 136 muertos por millón de habitantes mientras que en 2008 esa cifra se ha reducido hasta 68 fallecidos, por debajo de la media europea que se sitúa en 79 muertes por millón de habitantes y mejor que países pioneros en seguridad vial como Dinamarca o Austria. Aún así, Suecia, Reino Unido y Los Países Bajos siguen siendo los países de Europa con los datos más bajos de siniestralidad, seguidos muy de cerca por Noruega y Alemania. En una posición intermedia se sitúan España, Francia, Luxemburgo, Portugal y Bélgica y en el furgón de cola Rumanía y Bulgaria, dos países en el que la cifra de muertes en carretera fue más elevada en 2008 que en 2001.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.