Publicidad

El ERE de Ford lo decidirá la Generalitat

La Dirección General de Trabajo del Gobierno valenciano tendrá que decidir sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal propuesto por la dirección de la compañía Ford el pasado mes de noviembre y que afectará a un máximo de 5.177 trabajadores de la planta valenciana durante 16 días.
-
El ERE de Ford lo decidirá la Generalitat
El comité de empresa de Ford Almussafes rechazará este ERE tras la negativa de la compañía de aumentar hasta el 95 por ciento el complemento salarial para los empleados, por lo que tendrá que ser la Generalitat Valenciana la que decida, ante la falta de acuerdo entre empresa y sindicatos.
Los representantes sindicales de la factoría Ford en Valencia se reunieron ayer con el director general de Trabajo, Román Ceballos, y con responsables de la compañía para abordar la posibilidad de aumentar este complemento salarial —que la empresa propone que sea del 80 por ciento, frente al 95 por ciento reclamado por las organizaciones sindicales—, así como para considerar la posibilidad de reducir el número de días del ERE, pese a que ya se rebajó de 21 a 16 jornadas. El secretario general de UGT en la factoría valenciana de Ford (sindicato mayoritario de la planta), Gonzalo Pino, explicó que durante el encuentro, tanto Ceballos como los representantes del Comité de Empresa, trasladaron a la dirección de la compañía la necesidad de aumentar el complemento salarial, puesto que, según Pino, "los trabajadores no deben cargar con las dificultades" de la empresa. No obstante, la respuesta de la dirección de Ford en la planta de Almussafes fue que "han llegado a un límite en el que sólo pueden llegar al 80 por ciento" del complemento salarial, precisó. Por ello, el representante sindical señaló que la respuesta de los sindicatos va a ser el rechazo a este ERE, igual que lo que ocurrió con el anterior expediente —en el que la factoría se encuentra inmerso— que afecta a 990 trabajadores desde el 29 de septiembre hasta el próximo 23 de diciembre. No obstante, matizó que su organización "no va a entrar en crispaciones" ni pretende poner en marcha movilizaciones, ya que debido a las "dificultades" del sector "no nos queda más que aceptar esa realidad" y "esperar que éste sea el último ERE" que presente la planta valenciana para 2009. Así, después de que el encuentro de ayer finalizara sin acuerdo, la administración, tras conocer la posición de ambas partes, será la encargada de decidir si se aprueba o rechaza el ERE, una resolución que tendrá que hacer pública a lo largo de la semana que viene. Al respecto, Pino se mostró "convencido" de que la Dirección General de Trabajo aprobará este ERE. Por su parte, el secretario general de CC.OO. en Ford Almussafes, Miquel Rossaleny, advirtió ayer de que "si la empresa continúa sin querer negociar, tendremos que iniciar movilizaciones". De este modo, señaló que la dirección de la compañía "se ha negado en rotundo" a abordar las propuestas sindicales para aumentar el complemento salarial y reducir el número de días del expediente.

Asimismo, la secretaria general de CGT en la planta, Francisca Cuesta, lamentó que en el encuentro "no se ha visto muy buena disposición" por parte de Ceballos quien, según la representante sindical, "ha dicho que tiene hasta el 24 para contestar y que lo hará, pero nosotros acabamos este viernes y creemos que ya habrá estudiado todo y sabe ya cuál va a ser su respuesta sobre el ERE", consideró. Cuesta apuntó que el encuentro ha quedado "muy mal", ya que "no hemos conseguido nada". Al respecto, precisó que "se ha intentado plantear el rechazo al ERE por los beneficios que tiene la empresa, y por el lanzamiento del nuevo Fiesta" y reclamó que "sea la empresa la que dé imagen de buen hacer y que no paguen los trabajadores como siempre". Además, se mostró a la espera de la decisión de la administración y lamentó que "hay fábricas con muchas más limitaciones y faltas, y a ellas no se les aprueban estos expedientes", censuró. Añadió que, a causa de la crisis, "nos estamos viendo abocados a que nos lancen de golpe muchas medidas que hacen que paguen los trabajadores la situación actual". En cuanto a la situación concreta en Almussafes, apuntó que además de los ERE existen otros "problemas muy importantes" como es la negociación del convenio colectivo, un asunto sobre el que la compañía dio a conocer ayer una propuesta "muy por debajo de las peticiones del comité de empresa".

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.