Publicidad

Un eléctrico se rentabiliza en nueve años

El precio más elevado que tienen los vehículos eléctricos en comparación con uno tradicional puede ser compensado en un período comprendido entre cinco y nueve años, según se desprende de la evaluación conjunta de los factores clave de la movilidad eléctrica llevada a cabo por la escuela de negocios IESE y la firma automovilística Seat.
-
Un eléctrico se rentabiliza en nueve años

Así, 60 estudiantes del IESE han participado durante los últimos tres meses en el proyecto 'Seat e-mobility Project', en el que han analizado los efectos de la electromovilidad en la cadena de valor de la industria del automóvil y han evaluado los posibles escenarios en el desarrollo de este tipo de movilidad en España.

Los equipos de trabajo han analizado aspectos como las infraestructuras disponibles y las que se necesitarían, así como la relación entre los coches más caros de producción y los menores costes de funcionamiento y las energías verdes como fuente de combustión, entre otros aspectos.

Los estudios sobre el coste total de propiedad del coche eléctrico llevados a cabo en el marco del 'Seat e-mobility Project' reflejan que el sobre coste inicial de este tipo de vehículo frente a uno convencional puede ser compensado en un máximo de nueve años, gracias al ahorro en el gasto energético por la mayor eficiencia de los sistemas de propulsión.

El tiempo de amortización depende, en buena medida, del desarrollo del precio del petróleo y de los impuestos, así como de la reducción del coste de los componentes más caros de los coches eléctricos, como son las baterías o el sistema de propulsión.

Asimismo, del proyecto se desprende que las ayudas actuales para incentivar la compra de automóviles propulsados por electricidad ‘no son suficientes’ y apunta que es necesario un modelo de negocio para las empresas españolas e invertir más en I+D.

Según las conclusiones de los estudiantes, el 70 por ciento de los desplazamientos diarios que se realizan en España pueden ser cubiertos por los coches eléctricos actuales, aunque señalan que hacen falta mejoras en la red de infraestructuras para un desarrollo óptimo de la movilidad eléctrica.

En este sentido, este proyecto apunta a que las iniciativas de energía sostenible deben estar alineadas con la implementación de la movilidad eléctrica en España, como un aspecto clave para reducir la dependencia energética del país.

De esta forma, los estudiantes consideran que las alianzas estratégicas entre los socios industriales relevantes y el papel de la Administración Pública son "el mejor camino para el desarrollo de la e-movilidad".

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.