Publicidad

Ebrio, en sentido contrario y choca con una patrulla

La Guardia Civil ha detenido a un hombre que circulaba supuestamente ebrio y en sentido contrario por la autovía León-Burgos (A-231), tras colisionar contra un coche patrulla de la Guardia Civil que estaba estacionado en la vía para retener al conductor que hacía caso omiso a las señales que le hacían.
-
Ebrio, en sentido contrario y choca con una patrulla
El detenido, un joven de 34 años, cuyas iniciales son A.S.M. y vecino de Calzadilla de los Hermanillos (León), ha pasado hoy a disposición judicial tras ser acusado como presunto autor de dos delitos contra la seguridad vial, uno por conducción bajo influencia de bebidas alcohólicas y otro por temeridad manifiesta.

Según han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno en León, la detención se ha producido ayer por la tarde después de que una persona alertara de que un vehículo circulaba por el kilómetro 27,500 de la referida autovía A-231, a la altura de Santas Martas (León), y que lo hacía en sentido León por el carril destinado a hacerlo en sentido Burgos.

Una vez en la citada autovía, los agentes comprobaron que efectivamente un coche circulaba en sentido contrario y su conductor hacía caso omiso a las advertencias ópticas y acústicas que le efectuaban el resto de usuarios que circulaban normalmente.

Por ello, los agentes decidieron parar la circulación en sentido Burgos, para evitar que ocurriera un accidente de tráfico en el que pudieran estar implicado otros usuarios de la vía.

No obstante, el vehículo conducido por el ahora detenido al llegar al lugar donde se había cortado la circulación colisionó frontalmente contra el vehículo oficial que se encontraba parado con las señales prioritarias activadas, según dichas fuentes.

Del impacto el coche patrulla fue desplazado hacia atrás y colisionó a su vez con otro turismo que se encontraba detrás.

A causa del accidente, resultó herido leve uno de los componentes del coche patrulla impactado, y los tres vehículos implicados sufrieron daños materiales de consideración.

El detenido dio como resultado 1,00 y 0,97 mg/l en las dos pruebas de alcoholemia la que fue sometido, cuando el límite está en 0,25.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.