Publicidad

Un día sin muertos en la carretera

El pasado lunes 19 de noviembre ninguna persona perdió la vida en carretera. Este caso excepcional, que no ocurría desde enero de 2006, supone un paso hacia la reducción de la siniestralidad que día a día ensombrece las estadísticas de tráfico.
-
Un día sin muertos en la carretera

El pasado día 19 de noviembre se convirtió en un lunes excepcional: ninguna persona perdía la vida en nuestras carreteras. Y es que, tristemente, esta situación es totalmente extraordinaria pues hacía casi dos años, en concreto desde el día 30 de enero de 2006, no se producía un hecho similar.

En los últimos doce años sólo ha habido cuatro jornadas sin accidentes mortales en nuestro país: además de las dos ya citadas, el 1 de julio de 2003 y el 14 de noviembre de 1995.

A pesar de que el número de muertes se está reduciendo paulatinamente estos últimos años, este ejercicio hemos pasado de los 3.015 de 2006 a 2.462 fallecidos en el mismo periodo de 2007 (un 8,78 por ciento menos). La desoladora realidad es que estas cifras se mantienen en cotas altas.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que Tráfico no tiene en cuenta en estas estadísticas las muertes en zonas urbanas: sólo registran los fallecidos en carretera sobre un margen de 24 horas desde el momento del accidente. De esta manera, si de los siniestros producidos el 19 de noviembre algún herido murió en este plazo, la estadística quedaría una vez más ensombrecida. No obstante, el pasado lunes no se registró ninguna muerte. Esperemos que estás cifras sigan tendiendo a la baja y que podamos celebrar más días sin accidentes


Al año se emiten unos dos millones de partes por accidentes de tráfico y se registran cerca de 100.000 siniestros en España, según reveló ayer en la jornada sobre accidentalidad organizada por la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) Juan Luis de Miguel, responsable del área de seguridad vial del Centro de Zaragoza de investigación.

Esto implica que cada 17 segundos se redacta un parte de accidente, aunque en su mayoría son de importancia menor.

En total, los dos millones de accidentes registrados en 2006 costaron unos 5.300 millones de euros a las compañías de seguros: un 60 por ciento de los mismos (3.180 millones) fueron destinados a indemnizar a las víctimas y un 40 por ciento (2.100 millones) a la reparación de los vehículos siniestrados.

Madrid se presenta a la cabeza en número de accidentes con 252.000 siniestros, seguida de Barcelona, que contabilizó 219.000 partes el ejercicio anterior.

”Por su mayor frecuencia, a las aseguradoras les cuestan más dinero los accidentes leves que los graves. La desproporción es tan grande entre ambos tipos de accidentes que en global cuestan más los leves”, asegura Juan Luis de Miguel. Según el estudio presentado en la jornada de siniestralidad vial, siete de cada diez accidentes que se producen en la Ciudad Condal corresponden a vehículos de dos ruedas, un 16 por ciento a atropellos, 7,7 por ciento son de automóviles y sólo un 4,2 a bicicletas o autobuses

Como conclusión, en España muere una persona cada dos horas en un accidente de tráfico, se registra un herido grave cada veinte minutos y uno leve cada cuatro.

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.