Publicidad

DGT: ¿nuevos peajes, más accidentes?

La directora general de Tráfico, María Seguí, ha mostrado hoy su preocupación porque la puesta en marcha de nuevos peajes en autovías que actualmente son gratuitas, pueda derivar parte del tráfico hacia las carreteras convencionales y ello acabe provocando un aumento de la siniestralidad.
-
DGT: ¿nuevos peajes, más accidentes?

Así se ha pronunciado Seguí en la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso de los Diputados en la que ha dado cuenta de las líneas maestras de su departamento. Ha mostrado su disposición a participar "activamente" en el debate abierto sobre los nuevos peajes, aunque ha advertido del peligro de que una medida de este tipo aumente la circulación de vehículos de las carreteras secundarias, las más peligrosas y en las que se concentran un 80 por ciento de las víctimas mortales.

Ha confirmado el anuncio del Ministerio del Interior de rebajar el límite de velocidad en las carreteras convencionales de 100 a 90 kilómetros por hora, así como la puesta en marcha de un límite variable en autopistas y autovías.

En cualquier caso, cualquier incremento de la velocidad máxima en las vías de alta capacidad estará condicionado por los costes ambientales, el descenso continuado de la siniestralidad y las condiciones climatológicas específicas del tramo afectado. Además, un posible aumento de la velocidad máxima solo afectará a vehículos ligeros, excluyendo al transporte público y de mercancías.

El nuevo Reglamento General de Circulación que prepara la DGT contemplará también una reducción de los límites de velocidad en determinadas zonas urbanas. Sobre los controles de velocidad, Seguí ha anunciado que Tráfico está ya trabajando para volver a poner en funcionamiento los 350 radares que están inoperativos por falta de mantenimiento, de los más de 700 que hay instalados en las carreteras.

"La intención es optimizar el uso de los radares allá donde la velocidad superior al limite es incuestionablemente un factor de riesgo en la siniestralidad", ha subrayado. En este sentido, ha subrayado que solo el 20 por ciento de los accidentes mortales se producen en los llamados "puntos negros" por lo que ha defendido su ubicación en otros tramos como una herramienta para reducir la velocidad media en el conjunto de la vía y homogeneizar el flujo de tráfico. 

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.