Publicidad

¿Desgaste del volante? Cuentakilómetros trucado

Un coche cuyo cuentakilómetros ha sido trucado para fingir que ha recorrido menos kilómetros de los reales y así venderlo a mayor precio puede reconocerse por el desgaste del volante, el pomo de la palanca de cambios o el asiento del conductor, según el buscador de vehículos de ocasión AutoScout24.
Autopista.es. Twitter @Autopista_es -
¿Desgaste del volante? Cuentakilómetros trucado

Según AutoScout24, esta práctica, penada con seis años de cárcel, no es muy habitual, pero sí lo suficiente como para crear una ‘mala imagen’ del mercado de segunda mano y desconfianza del comprador. Por ello, el buscador cita una serie de elementos que hay que observar para evitar que una aparente ganga resulte en estafa.

Para empezar, desde el asiento del conductor hay que comprobar, además de volante, palanca de cambios y tapicería, el desgaste de los botones de la consola central, si el tambor donde se inserta la llave tiene cierta holgura y si los parasoles no encajan del todo bien en su hueco.

También el maletero puede delatar la antigüedad del vehículo, si su alfombrilla está muy gastada o los plásticos de las paredes laterales tienen muchas marcas de impactos.

Otro elemento a tener en cuenta, aunque es más difícil acceder a él, es la centralita. AutoScout24 recomienda acceder a ella y comprobar si sus plásticos y tornillos tienen signos de haber sido manipulados.

El trucaje del cuentakilómetros, según el portal de vehículos de ocasión, puede ser ‘muy peligroso en muchos sentidos, ya que el nuevo dueño del coche no puede saber con exactitud cuándo tiene que hacer a su vehículo las revisiones y operaciones de mantenimiento necesarias para su seguridad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.