Publicidad

Descubre a los “atraparruidos”

Uno de los grandes secretos que afrontamos a la hora de comprar un coche es cómo sonará. De acuerdo, nos podemos dar una vuelta para comprobar que ruiditos tiene, pero los “achaques” llegan con el paso del tiempo y son impredecibles. ¿Hemos dicho impredecibles? La verdad es que no es exactamente así, pues en la mayoría de los fabricantes hay un departamento que se encarga de verificar cuales serán los sonidos que desprenderá tu coche en el futuro e intentan mitigarlos…o no.
-
Descubre a los “atraparruidos”
Uno de los sonidos más importantes en un coche es el del motor. Los ingenieros de las diferentes marcas pasan meses estudiando cómo debe sonar un propulsor en un coche. En la desaparecida Rover, ahora revitalizada por las marcas chinas, se realizaba un trabajo concienzudo en este apartado. Cuenta George Winney, responsable de acústica interior de la marca británica, que él y sus cuatro ayudantes estuvieron durante seis meses grabando y escuchando el ruido del motor de los coches rivales y jugueteando con diferentes escapes y entradas de aire antes de lograr el sonido que querían para un nuevo modelo de MG. Al mismo tiempo, sometieron su elección ante un grupo de conductores para que ellos lo juzgaran. 'No teníamos que perder de vista la relación de MG con la competicion, por lo que, finalmente, decidimos que nuestros motores sonaran tan bien o mejor que un Alfa 156 V6 en el caso del seis cilindros y que un Peugeot 306 GTi para el de cuatro'.
Karl Hofer, jefe de Acústica de Audi, sostiene que lograr el sonido adecuado para una mecánica es uno de los asuntos más delicados de su trabajo. 'Pisamos una línea muy fina, porque definir un sonido bueno es muy subjetivo. Cuanto más gutural y profundo es, resulta más posible que lo relacionemos con el sonido de un coche deportivo. En definitiva, mucha dificultad para algo que depende, en gran parte, del diámetro y la longitud de los diferentes conductos'. Una de las compañías que más sabe de la relación entre coches y ruidos es Rieter Automotive Systems, no en vano emplea 8.000 trabajadores y factura más de 2.000 millones de euros anuales asesorando a la industria del automóvil para lograr el mejor sonido para sus coches. De hecho, uno de sus últimos desarrollos de la compañía es una alfombrilla ultraligera que amortigua el sonido del exterior y que pesa un 40 por ciento menos que los “insonorizadores” habituales. Si tenemos en cuenta que los coches más pequeños necesitan casi 16 kg de material acústico para reducir el ruido que llega al habitáculo y que en una berlina de representación se puede cuadriplicar esta cifra, nos daremos cuenta de la incidencia que tiene este elemento en cuanto a la reducción de peso y, por tanto, del consumo.

Para el jefe de Acústica de la compañía, Hinne Bloemhof, hacer un coche silencioso es muy fácil 'simplemente hay que cargarlo con mucho material que insonorice el habitáculo'. El problema está en que eso eleva el peso del conjunto y afecta a características claves del vehículo, como el dinamismo, el gasto de combustible, etc. Sin embargo, hay marcas que no quieren que sus coches sean silenciosos. Un caso curioso lo vivieron en Rieter cuando . Según Bloemhof, 'el trabajo de insonorización que hicimos fue fantástico, pero los ingenieros de Ferrari se quejaron porque el sonido del motor que se percibía en el interior no era el de un propulsor de 12 cilindros. Así, tuvimos que realizar ciertas modificaciones para lograr que este Ferrari sonara como se espera que debe sonar'. Una de las partes del coche en las que los ingenieros de sonido ponen especial atención son las puertas, que deben tener un sonido de calidad cuando se cierran. Según Bloemhof, 'cuando un cliente cierra la puerta de un coche, inmediatamente percibe si está ante un coche de calidad; si resuena, piensa que la calidad es pobre'. No obstante, para esto también existen trucos. Uno de ellos es colocar una pieza magnética que colocada en la puerta acaba con cualquier tipo de vibración en microsegundos, otro es utilizar aislante en los pilares de las puertas.

Este apartado tiene más importancia de la que parece. Si no, que se lo pregunten al equipo de ingenieros que se encargó de realizar la actual generación del Honda Accord. En su intento de dar un salto de calidad y poder ponerse al mismo nivel que las berlinas alemanas 'premium' (léase BMW, Audi y Mercedes), evitar ruidos desagradables en las puertas fue uno de los trabajos más arduos. La solución fue colocar un precinto elástico alrededor del marco para lograr un 'sonido de calidad' a la hora de cerrar. ¿Pensabas que ese ruido que tiene tu viejo coche era casual? No lo dudes, no se hizo un buen trabajo o, simplemente, resultaba mucho más barato dejarlo así.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.