Publicidad

Los mejores deportivos japoneses que hicieron historia

Tuvieron un gran número de fans y seguidores en Japón, pero dicha fama también traspasó las fronteras de este país hasta prácticamente llegar a todo el mundo. Nombres mágicos como NSX, Supra, RX-7, Skyline... marcaron época durante los años en los que estuvieron en producción, aunque algunos de estos nombres continúan más vivos que nunca.
-
Los mejores deportivos japoneses que hicieron historia
El Toyota Supra cobró vida en 1981 como la versión más deportiva del Celica, pero adquirió personalidad propia en 1986. En un primer momento, se lanzó en dos diferentes versiones (2.0 biturbo de 185 CV y 3.0 turbo de 230 CV), además de la serie limitada Turbo-A con 270 CV. En 1990 se incorporó un nuevo motor 2.5 biturbo con 280 CV, se introdujeron amortiguadores Bilstein y un diferencial autoblocante trasero Torsen.
Tres años después se lanzó la segunda y última generación. Había dos opciones mecánicas, ambas V6 de 3,0 litros, entregando la más potente (con alimentación biturbo) 320 CV. En 1998 se introdujo la distribución variable VVT-i y en 1999 se finalizó la producción de este modelo.

La primera generación llegó a importarse a España, pero el Supra más popular es el modelo que se comercializó entre 1993-1999. Éste sirvió de base para numerosas preparaciones tuning posteriores (las más populares, las aparecidas en el mundo del cine, concretamente en la saga The Fast and the Furious). La peculiar y espectacular disciplina deportiva 'Dragster' (competición que se encarga de medir el poder de aceleración en recta) también se fijó en el Supra, llegándose a realizar versiones muy muy especiales que superaron la increíble cifra de los 1.000 CV. A pesar del pasado común con el Supra, hubo un momento en que el Toyota Celica también tuvo su propia identidad deportiva. Se llegaron a comercializar hasta siete generaciones desde 1970 hasta el 2006, aunque fueron las generaciones cuarta, quinta y sexta de los años 80 y 90 las que más destacaron por sus características deportivas. En 1986 aparece la cuarta generación. Se distinguía por un diseño totalmente nuevo, su tracción delantera, formas redondeadas y motores twin-cam 2.0 de cuatro cilindros Era un vehículo completamente nuevo con tracción delantera, redondeado, un cuerpo fluido y nuevos motores twin-cam de cuatro cilindros y 2.0 litros. El nuevo Celica estuvo disponible en versiones ST, GT y GT-S. El ST y el GT se comercializaron con un motor de 116 CV de potencia, mientras que el GT-S incrementaba su potencia hasta los 135.

En 1988, Toyota introdujo el Celica All-Trac Turbo con tracción integral a las 4 ruedas y motor turbo 2.0. La quinta generación se comercializa desde 1990 hasta 1993, pero es el Mundial de Rallyes el que se encarga una vez más de popularizar fuertemente un deportivo japonés en el mercado español. Concretamente nos referimos a los títulos de campeón del mundo obtenidos por Carlos Sainz a bordo del Celica GT-Four ST 165 en 1990 y Celica GT-Four ST185 en 1992. Para recordar aquellos maravillosos momentos que nos brindó el piloto madrileño, así como las grandes habilidades de los también campeones Didier Auriol y Juha Kankkunen, aquí tienes un vídeo con sus trazadas más espectaculares con el Celica en el Mundial de Rallyes. Otro deportivo peculiar. La originalidad del RX-7 reside en su motor rotativo (o de tipo Wankel). Mazda llevaba años usando estos propulsores, aunque hasta 1978 no la montó por primera vez un deportivo, el RX-7. La primera versión incorporaba un motor de 1,2 litros y 105 CV, cifras que superaría la posterior variante GLS-SE con un motor de 1,3 litros, 135 CV, autoblocante y frenos de disco en las cuatro ruedas.

En 1985 nacía la segunda generación del Mazda RX-7, de la que se vieron bastantes unidades en España. Su motor «básico» nació con 145 CV que pronto pasaron a 160. Y la variante turbo empezó con 180 CV para acabar con 200 CV. El último RX-7 (1993-1998) subió otro escalón de prestaciones y montó inicialmente un propulsor rotativo biturbo con 225 CV a 8.000 rpm. Se lanzaron versiones deportivas R1 y R2 con radiadores de aceite, suspensiones más duras y retoques aerodinámicos. Y en 1996 se potenció el motor hasta los 265 CV, cifra que aumentó a 280 CV el año siguiente, justo antes de dejar de producirse. En un principio, se especuló con que Mazda abandonaría los motores rotativos; cosa que posteriormente el RX-8 descartaría. Los principales inconvenientes de este motor tan singular, el gran consumo de aceite y la discreta entrega de par en bajos y medios regímenes de revoluciones, no evitaron el lanzamiento del RX-8. Este modelo es mucho más conocido por su pasado reciente, ya que fue tan sólo hace dos años cuando Mazda España decidió cesar su comercialización en nuestro país. El original Mazda RX-8 de 2003 presentaba un diseño muy peculiar, en una más que atractiva carrocería coupé con cuatro asientos en su interior. Sus datos más característicos, los siguientes: motor central delantero longitudinal, propulsión trasera y dos pequeñas puertas traseras que se abrían en sentido opuesto al habitual, al estar colocadas las bisagras de apertura en posición contraria (puertas con sistema de apertura de tipo 'suicida' como los actuales Opel Meriva, Rolls-Royce Phantom y Mini Clubman)

El RX-8 montó un motor rotativo Wankel atmosférico de 1,3 litros de cilindrada ubicado entre el eje delantero y el habitáculo. Se comercializaron dos versiones de potencia con 192 CV y 231 CV. Dependiendo de los mercados en los que se comercializó, estuvieron disponibles cajas de cambio manual de cinco y seis marchas, y automática de cuatro y seis velocidades. Las últimas noticias sobre el Mazda RX-8 es el prototipo ecológico que está desarrollando la firma nipona, un modelo eléctrico con pila de combustible de hidrógeno (más sobre el Mazda RX-8 Hydrogen) En nuestro recorrido por los deportivos japoneses clásicos más emblemáticos, también podríamos haber incluido la saga Fairlady Z de Nissan, el peculiar Nissan Silvia, los Honda S2000 y Prelude y los atractivos Toyota MR-2 y 2000 GT, sin olvidarnos de los espectaculares Mitsubishi 3000 GT y Eclipse y del más mundano Honda Civic Type R. Por cierto, sobre la actual generación del Civic, Honda ya está poniendo todo a punto para su nueva generación. De todos los modelos expuestos, ¿ cuál es tu favorito? Los nuestros son el Honda NSX y el Nissan Skyline GT-R.
- Los samuráis más aguerridos
Te recomendamos

Ya quedan menos de dos semanas para que AutoRacing Madrid abra sus puertas. Atentos a...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.