Publicidad

Delphi: de Cádiz a Tánger

El anuncio por parte de la multinacional norteamericana de abrir una nueva factoría en la ciudad marroquí de Tánger ha sentado muy mal a la plantilla de la extinta fábrica gaditana. La empresa asegura que la decisión sobre esta planta estaba tomada hace seis meses, igual que la de la fábrica de Iasi (Rumanía).
-
Delphi: de Cádiz a Tánger
Tánger está a tan sólo 90 kilómetros de Puerto Real, pero, eso sí, al otro lado del Estrecho, en Marruecos. Este nuevo centro, que contará con una inversión de 27 millones de euros, hará sistemas eléctricos para coches, nada que ver con la producción de la fábrica de Cádiz, que manufacturaba direcciones, suspensiones y rodamientos. La de Rumanía, que junto con la del norte de África dará empleo a 4.000 personas de forma directa, fabrica componentes para sistemas de motores Diesel.
Los representantes sindicales en Puerto Real están molestos con el anuncio de la compañía americana, pues les cuesta creer que ‘‘después de la situación de crisis económica que argumentó Delphi para cerrar la factoría, siga abriendo plantas y haciendo inversiones’’, como han asegurado fuentes de la Federación Minerometalúrgica de Comisiones Obreras. El portavoz de la firma en Europa, Steve Gaut, ha manifestado que las decisiones de abrir fábricas en Rumanía y Marruecos ‘‘se tomaron hace seis meses’’ y que no hay ninguna relación entre la puesta en marcha de estas nuevas plantas y el cierre de la andaluza. También ha explicado que el producto que se hará en la fábrica de Marruecos es ‘‘intensivo en mano de obra, por lo que resulta muy competitivo”. Los trabajadores de ese país en la industria auxiliar del automóvil cobran entre 150 y 200 euros al mes, mientras que en España un empleado de este sector cuesta de media 2.870 euros brutos al mes. Tras el cierre definitivo de la planta de Puerto Real, que se produjo el pasado martes 31 de julio, se van a instalar cinco mesas habilitadas por el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) para que los trabajadores puedan solicitar su cartilla de desempleados. Según los sindicatos, antes del 30 de septiembre se tienen que tomar las medidas concretas para tratar la recolocación de los trabajadores así como determinar los cursos de formación que habrán de realizar. Un tribunal estadounidense ha aprobado la alianza entre la empresa Delphi y un consorcio de inversores liderado por Appaloosa Management que supondrá una inversión de 2.550 millones de dólares (1.785 millones de euros) en el plan de reestructuración de la firma. El acuerdo se hizo público el 18 de julio pasado pero requería el visto bueno del tribunal. El anterior plan, que incluía la inyección de 3.400 millones de dólares, fue cancelado a principios del mes pasado, después de que el fondo Cerberus anunciara su salida del negocio.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.