Publicidad

Cosas que desaparecerán con la llegada del coche autónomo

La llegada de los coches de conducción autónoma tendrá sus beneficios. Sin embargo, otras muchas cosas del mundo de la automoción y de la sociedad en general desaparecerán.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Cosas que desaparecerán con la llegada del coche autónomo

Trabajos que se perderán

Uno de los principales puntos ‘negativos’ con la llegada del coche autónomo será que se perderán trabajos como el de taxista, el de conductor de autobús, el de camionero, el de transportista, el de conductor de ambulancia y el de manejo de máquinas de obra, entre otros. Todo el que se dedique a esto tendrá que buscar una alternativa para ganarse la vida, aunque obviamente la irrupción en la sociedad de este tipo de vehículos sin conductor será progresiva.

Adiós a las multas

Si no hay conductor, no debería haber infractor. El automóvil autónomo se regirá por los límites de velocidad establecidos y respetará en todo momento las normas de tráfico. De ahí que podamos afirmar que todas las multas de tráfico desaparecerán. Eso sí, seguro que hay algún pillo que hackea su vehículo para que vaya más rápido o para que no sea rastreado por ningún dispositivo. Por ello, algún organismo tendrá que hacerse cargo por velar que no haya ningún tipo de conducta de este tipo y, en caso necesario, sancionarla.

¿Para qué un volante?

Hay elementos del coche que, aunque a día de hoy son necesarios, están condenadas a desaparecer. Por ejemplo el volante –cuando la conducción sea totalmente autónoma, obviamente., el claxon, las palancas para activar los intermitentes y los limpiaparabrisas, las esferas del cuentakilómetros y del cuentarrevoluciones y hasta, por qué no, los cinturones de seguridad y los airbags.

Cero accidentes

Volviendo al anterior apartado, se supone que este tipo de coches acabarán con los accidentes de tráfico, por lo que puede ser innecesario tener que contar con los sistemas de retención o con cualquier tipo de dispositivo de seguridad pasiva. Esto también haría que se perdieran las pruebas de choque o ‘crash tests’, acabando también con este tipo de puestos de trabajo.

Gestión del transporte

Los encargados de las flotas de coches en las empresas pueden llegar a ser innecesarios, ya que el propio coche podrá ir solo a repostar (recargarse, más bien) y gestionará sus revisiones en el taller. Aunque siempre tendrá que haber alguien controlando desde una sede -al menos uno en cada ciudad- que todo funcione sin problemas. Ya se sabe que las máquinas las hace el hombre, por lo que pueden fallar.

Sin señales de tráfico ni policías

Sobrarán las señales de tráfico y cualquier aviso al conductor relacionado con las normas de circulación. Esto nos puede hacer pensar que la publicidad que pudiera distraer a los conductores podrían volver a los lados de las carreteras, sin que se pueda entender que despistan al conductor. Los policías y la Guardia Civil podrían ser menos numerosos, ya que sin accidentes ni discusiones de tráfico, ¿qué iban a hacer?.

Autoescuelas

Cuando el coche autónomo lo haga todo, no será necesario acudir a las autoescuelas para aprender a conducir. Se acabaron esos quebraderos de cabeza y esos nervios durante el examen para obtener la licencia de conducción. Hasta aparcará solo el coche. Algunos no echarán nada de menos tener el control del coche.

¿Qué pasará con las gasolineras?

Pensando en un futuro, posiblemente los coches estarán propulsados por motores eléctricos, lo que hace pensar que las gasolineras tal y como las conocemos no existirán. Quizá sí que habrá ‘electrolineras’, pero si llegamos a un punto en el que se pueda sustituir una batería descargada por otra totalmente cargada o en el que los tiempos de carga de reduzcan a unos pocos minutos. Todo esto, aún está por ver.

¿Seguirán existiendo los pilotos de carreras?

Los pilotos de carreras son otra de las incógnitas si hablamos del coche autónomo. Muy sonada es la iniciativa conocida como Roborace, una carrera con monoplazas eléctricos que podría llevarse a cabo a corto plazo y que está siendo desarrollada por los organizadores de la Fórmula E. Estos coches de carreras sin piloto podrían hacer que las competiciones se convirtieran en un exclusivo Mundial de Constructores. También es muy posible que antes de que esto pase, sean pilotos virtuales los que manejen los coches desde una cabina. Esto reduciría los accidentes mortales a los que se arriesgan los pilotos en las carreras, pero se perderían las sensaciones vividas durante una conducción en circuito a alta velocidad.

También te puede interesar

El coche autónomo también se está probando por la noche

Audi hace pruebas en viajes con un coche autónomo

Uber ya está probando su coche autónomo

Situacions en las que el coche autónomo de Google no conducirá solo

El coche autónomo de Google ya rueda (vídeo)

Te recomendamos

Ya quedan menos de dos semanas para que AutoRacing Madrid abra sus puertas. Atentos a...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.