Publicidad

Los más contaminantes, pagarán más

Cuanto más contamine tu coche, más pagarás. Esta es, en resumen, la política que van a seguir las administraciones públicas respecto al automóvil privado.
-
Los más contaminantes, pagarán más
Según señala el diario El País, el impuesto de circulación cambiará en breve. Ya no se abonará en función de la potencia del vehículo, sino que serán las emisiones de dióxido de carbono (CO2) las que dicten lo que deberemos pagar anualmente.
Esta iniciativa se une a lo que ya se ha hecho con el impuesto de matriculación, el que se abona cuando adquirimos un coche nuevo, que desde enero también se abona obedeciendo a lo que contamina, estando exentos los que envíen a la atmósfera menos de 120 gramos de CO2. Con esta petición, realizada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y aceptada por el Ministerio de Hacienda, se pretende disminuir el uso de los automóviles y reducir el impacto ambiental, aunque sin que los ingresos municipales y la renovación del parque automovilístico se vean afectados. La patronal del automóvil, Anfac, no está contra la reforma ‘siempre que no suponga un aumento de la presión fiscal del automóvil ni premie una tecnología sobre otra’ Uno de los problemas que se presentan es cómo gravar los vehículos del parque móvil circulante más antiguos –que, generalmente, consume más y emite más gases contaminantes que los vehículos modernos- que no poseen homologación de emisiones. Se pretende buscar un sistema para aplicar este impuesto al parque más viejo. ¿Qué opinas? Deja tus comentarios; los más interesantes se publicarán en la revista Autopista. Si lo prefieres, debate esta noticia en nuestros foros.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.