Publicidad

La construcción de un coche, como la de una catedral

“¿Dónde está el depósito…?” es el nombre con el que el aragonés Luis Miguel Ortego ha bautizado su blog dedicado a las relaciones entre arte y motor, dos lógicas compañeras de viaje en el universo que nos muestra en todas y cada una de sus reseñas. Actualmente, se encuentra ofreciéndonos una serie de artículos dedicados a la arquitectura y su relación con el automóvil.
-
La construcción de un coche, como la de una catedral
Algún día tenían que confluir, que cruzarse en el mismo camino. Su vocación por el arte y su gran afición, el mundo del motor. Ese espacio tenía que ser creado, tenía que nacer en la imaginación de Luis Miguel Ortego, zaragozano, licenciado en Historia del Arte, trabajador en una galería de la ciudad, el Palacio de la Lonja, un edificio obra del S.XVI. Y el resultado fue este blog: ¿Dónde está el depósito…?”, donde se dan la mano arte y motor, dos disciplinas nada alejadas, según explica con pasión el padre de la criatura. Un proyecto en crecimiento continuo, que nació humildemente, fruto de la continua recopilación de datos, de historias que contar, de curiosidades, de lazos, de conocimiento, de ideas. Y que poco a poco ha ido adquiriendo entidad y calidad, que nuestro blogero promete mantener. De alguna manera, es sólo la punta del iceberg de un proyecto vital que no descarta nuevas formas de expresión. Casualidades del destino, el blog que hoy disfrutamos en Autopista.es comenzó a fraguarse en el Palacio de la Lonja de Zaragoza, antes de que Luis Miguel trabajara allí. Fue en una visita a la exposición “El juego en el arte del S.XX”. Estaba expuesto el BMW M1 que pintó Andy Warhol con motivo de las 24 Horas de Le Mans del año 1979. Eso hizo saltar un resorte. Que un pintor de la talla del estadounidense decidiera unir su arte al BMW le dio que pensar. Después, en el año 2000, llegaría una segunda exposición, “Garaje: imágenes del automóvil en la pintura española del siglo XX”, donde se daba el recorrido inverso: la atención prestada por el mundo del arte hacia el coche. Para Luis Miguel Ortego, no se trata de disciplinas alejadas en absoluto. De hecho, el coche es un objeto de diseño, una creación compleja; “su construcción es como la de una gran catedral” , en sus propias palabras. En ella, intervienen distintos gremios unidos por un mismo fin, por un mismo proyecto. Tapiceros, mecánicos, ingenieros… En Audi existe incluso un equipo dedicado al olor del vehículo nuevo. Fascinante. No es el único que ha sabido ver esa relación de arte y motor. Espacios del prestigio del Museo de Arte Moderno de Nueva York, el Louvre de París o la Royal Academy de Londres han presentado exposiciones dedicadas a estos dos conceptos. Para nuetro blogero, junto al cine, el coche es el mayor invento que nos dejó el siglo pasado. Va más allá; el coche ha condicionado decisivamente el urbanismo, el diseño de la ciudad, de las calles, en definitiva, de la vida de millones de personas. Un icono de nuestro tiempo, en definitiva.

Ni siquiera la producción en serie es para Luis Miguel un obstáculo a la concepción artística del vehículo a motor. De hecho, el original seriado es un viejo concepto del arte y las series de grabados de Francisco de Goya no serían sino un ejemplo más –muy brillante– de esta idea. “¿Dónde está el depósito…?” nació de un anuncio de Audi, en el que un desesperado conductor se hacía esta pregunta, atascado en el aeropuerto. No podemos negarlo, lo audiovisual no ha hecho sino ganar terreno en nuestra sociedad. El cine, la televisión, la fotografía y la publicidad son fuentes de las que el autor no deja de beber. “La Ciudad del Motor”, a la que ha dedicado recientemente un post, que será construida en la localidad aragonesa de Alcañiz, es un proyecto que le llena de ilusión, por la cercanía. “El día que lo supe, me llevé una alegría enorme”. El arquitecto será Norman Foster y será una realidad en 2010. Entonces, Luis Miguel nos contará cómo se ha materializado este proyecto que une motor y arte, en este caso en su dimensión arquitectónica. Hasta ese momento, seguiremos aprendiendo de esa apasionante conexión en sus páginas, en Autopista.es, descubriendo nexos, vínculos, enlaces, entre arte y motor. Como podrás descubrir, nuestro apasionado del arte y el motor no deja un palo por tocar…

Si te gusta la arquitectura, está en plena serie…

McLaren Center en Woking por Norman Foster

Futuro museo de Porsche en Zuffenhausen

Si eres un apasionado del cine...

Tucker. Un Jedi y su sueño en Alderaán

Algunas impresiones poco después de ver Cars

Si lo que te interesa es el mundo del diseño…

El automóvil entra al museo

Entreacto: Quarantasei

La publicidad también tiene su espacio...

The other side of the road. Wim Wenders y Audi

Arte para un Hot Rod solitario

Pero busca tú mismo, que tienes muchos tesoros que encontrar...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.