Publicidad

A 230 km/h y con el perro en su regazo

Un conductor de California ha sido condenado a 14 meses de cárcel tras protagonizar una persecución policial en su coche a 230 km/h, mientras llevaba a un perro en su regazo.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

A 230 km/h y con el perro en su regazo

El californiano de 45 años Alan Richardson ha sido detenido y condenado a 14 meses de cárcel por huir de la policía durante 20 minutos. Superó en algunos casos los 230 km/h en zonas urbanas, en las que también circuló en sentido contrario al permitido, incluso en las rotondas.

No contento con esto, Richardson conducía bajo los efectos del alcohol y llevaba a su perro en el regazo.

A pesar de la conducta irresponsable, nadie sufrió daños personales.

El acusado ha declarado que su perro se escapó de casa por la ventana, por lo que no tuvo más remedio que ir en su busca en el coche, a pesar de haber ingerido bebidas alcohólicas.

Las autoridades han declarado que Alan está pasando por algunos problemas financieros y de salud.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.