Publicidad

Componentes más caros, coches más caros

La fuerte subida de los precios de las materias primas en un contexto de demanda creciente implicará una etapa prolongada de incremento de los precios en el producto final al consumidor, dijeron hoy a EFE fuentes de Sernauto, la asociación que engloba a las empresas de componentes del sector automovilístico.
-
Componentes más caros, coches más caros
Las mismas fuentes precisaron que desde el año 2004 hasta hoy los precios de las materias primas como el acero se han incrementado un 90 por ciento, los del aluminio un 88 por ciento y los del caucho hasta un 142 por ciento. Estas tres materias primas, junto al petróleo mantienen tensiones de precios continuadas que se pueden considerar estructurales, pero coyunturalmente, a esta relación, se unen otras en las que empiezan a detectarse subidas puntuales.
Es por ello, que fabricantes de componentes han empezado a anunciar en los últimos meses subidas de precios en sus productos, más intensos en función de los costes logísticos, de ahí que en determinadas áreas geográficas o mercados, los porcentajes de aumento sean mayores. El nudo gordiano de la cuestión, para las fuentes de Sernauto, es que los productores de esas materias primas venden toda la producción, pese a los altos precios, por la incorporación a la actividad fabril de países que, de una industria incipiente, han pasado a otra mucho más desarrollada en un corto espacio de tiempo. Se alude también, aunque con menos convencimiento, a posibles prácticas especulativas, y se refrenda la opinión con las fuertes inversiones que empresas de países productores de petróleo están acometiendo en otras actividades como minas, energías alternativas, agua. La coyuntura de este mercado de materias primas es un factor de preocupación creciente para el sector automovilístico en su globalidad, no sólo para los fabricantes de componentes. La situación de traslado a precio del producto final, aseguraron las mismas fuentes, choca con una estrategia de los fabricantes de ahorro obligado de costes para mantener precios competitivos. "Aquí el equilibrio se hace muy complicado y los márgenes de rentabilidad quedan muy ajustados para todas las partes". Sobre la reciente propuesta del sindicato CCOO de un pacto en la industria de los componentes automovilísticos que derive en el desarrollo de "distritos industriales" en forma de grandes grupos o "clusters" que rompan con la fórmula actual de aglutinamiento de empresas en los parques de proveedores, las fuentes de Sernauto consultadas por EFE se limitaron a señalar: "clusters, ¿para qué?". "El mercado del automóvil -dijo el portavoz de Sernauto- hoy es global y tiene que estar cerca de los centros de decisión de proyectos, para que nuestras empresas empiecen a producir de inmediato lo que se está decidiendo". Esa especie de "distrito industrial" que propone CCOO, para Sernauto, puede ser válido en instalaciones muy locales, "pero es algo que se nos queda pequeño. Las empresas de componentes quieren estar en el mundo". En la relación institucional con los sindicatos, Sernauto aludió al Observatorio de la Industria de Componentes como una "iniciativa importante qué veremos los contenidos que se le da".

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.