Publicidad

Compitiendo con mi coche

Las carreras de coches no son un coto exclusivo de supermáquinas con los pilotos más famosos del mundo al volante. También existe una gran cantidad de opciones gracias a las cuales, con un coche de los que vemos cada día por la calle, podemos sentirnos como el Fernando Alonso de turno. Vamos a dar desde aquí un repaso a algunos de los modelos que, partiendo del de serie, podemos ver por los circuitos de España y del resto del mundo.
-
Compitiendo con mi coche

Pese a que España no es el país con más tradición “carrerística” del mundo, en los últimos años hemos experimentado un notable aumento de competiciones disponibles en circuitos. Prueba de ello son los modelos que vamos a repasar a continuación, algunos de los cuales apenas llevan una o dos temporadas compitiendo por las pistas españolas… con bastante éxito por cierto.

Galería relacionada

Coches de calle en competición

Desde la temporada pasada, Peugeot lanzó una competición monomarca de circuitos con el 207 que, gracias a su buena acogida, ha tenido continuidad en 2010. El modelo utilizado en estas carreras difiere muy poco del de calle. De hecho, hasta los neumáticos que se utilizan en este campeonato son convencionales, concretamente de la marca BF Goodrich con un precio de 140 euros la unidad.

En cuanto a la mecánica, no es otra que la utilizada por el extinto Peugeot 207 RC, es decir, un motor de 1,6 litros turbo capaz de entregar 210 CV. Según nos han comentado los pilotos, más que suficiente para cumplir el objetivo de esta competición, que no es otro que poder disputar carreras con el menor presupuesto posible. Incluso el precio del coche, 22.800 euros, no es mucho mayor que lo que costaba un Peugeot 207 RC, o lo que cuesta la versión GT de 155 CV, la más potente disponible ahora en los concesionarios de la firma del león.

Esta temporada la copa Clio estrena la especificación 2010 del modelo francés, la cual estará vigente hasta final de 2012. El coche adapta el restyling aerodinámico de 2009, incorporando además un nuevo motor de 2 litros con 208 CV de potencia a 7.300 rpm y un par máximo de 22,76 mkg. Con estos cambios la copa Clio española se equipara con la que tiene lugar en el resto de Europa. La caja de cambios es secuencial de 6 velocidades, con diferencial autoblocante y frenos delanteros ventilados 302 mm y traseros macizos de 302 mm. El motor no difiere especialmente del Clio Sport de calle, pero el resto del equipamiento es específico para las carreras.

Los seis meetings que tendrá la categoría durante esta temporada 2010 se complementarán con otras carreras de prestigio, como las World Series o el Campeonato de España de Resistencia, que harán sin duda más atractiva la asistencia al circuito.

El Mini Cooper S John Cooper Works, preparado para las exigencias de la competición, es el protagonista principal de esta copa de circuitos que debutó en 2009 con éxito. Los motores de los coches, eso sí, son estrictamente de serie, con los mismos caballos que ofrece el modelo de calle, lo cual acerca más si cabe que otras copas monomarca la competición a los clientes. Como curiosidad, cabe destacar que los motores destinados a la copa desarrollan 211 CV sí o sí, ya que todos ellos pasan por un banco de potencia en el que, en caso de no alcanzar esta potencia, no se destinarán a la competición.

El interior, así como la aerodinámica poco tiene que ver con el modelo de serie, eliminando todos los elementos innecesarios para la competición. De esta forma se aligera bastante el Mini, siendo su peso mínimo de 1.170 kg, piloto incluido. Además se sustituyen los asientos por unos backets Recaro disponibles en dos tallas para adaptarse a la corpulencia de cada piloto.

Otra particularidad de la Mini Challenge es la posibilidad que ofrece de disputar las carreras por equipos, es decir, con dos pilotos por coche, lo cual sirve para dividir los costes de la competición entre dos.

El Seat León es uno de los modelos de calle más prolíficos en lo que a competición ser refiere. Su participación en las carreras va desde el Campeonato del Mundo de Turismos, hasta su propia copa monomarca de circuitos en diferentes países. No obstante, no todos los Seat León son iguales.

El Seat León TDi del mundial de turismos (WTCC, sus siglas oficiales en inglés. World Touring Car Championship) le ha dado a la marca española el mayor éxito de su historia, con el triunfo absoluto durante dos años consecutivos en el mundial. Su motor de 2 litros y 262 CV de potencia ha sido el azote de BMW y Chevrolet, marcas a las que ha derrotado. Incluso esta temporada, sin el apoyo oficial de Seat, los León TDi siguen en la brecha. Según Jordi Gené, que sigue al volante de uno de estos coches “este año la diferencia es que entreno algo menos, pero el material sigue siendo muy competitivo”.

Por otra parte, Seat utiliza el León Supercopa para la copa monomarca que tiene lugar, además de en otros países, en España. Su motor es, al igual que en la versión Diesel, de 2 litros, aunque en esta ocasión desarrolla una potencia de 301 CV. Probablemente nos encontramos ante el “utilitario” de mayores prestaciones de las copas que se disputan en nuestro país.

En el mundo.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.