Publicidad

Los coches más locos del verano

El sueño de poder conducir un automóvil volador como los de las películas de ciencia ficción, el de tener un medio de transporte totalmente biodegradable o el de conducir un coche cien por cien eléctrico ya son una realidad. Actualmente estas innovaciones son caras, pero en un futuro no muy lejano puede que llenen las carreteras por tierra… y por aire.
-
Los coches más locos del verano
Paul Möller es un ingeniero alemán que se ha empeñado en crear un coche volador, de hecho, lleva 30 años diseñando y buscando financiación para ello. El vehículo –Möller Skycar M400- dispone de cuatro plazas, está propulsado por 8 miniturbinas y controlado por ordenador. Nos permite separarnos del suelo verticalmente y luego realizar una transición suave hasta alcanzar un vuelo de crucero de hasta 600 Km/h, todo ello sin necesidad de saber pilotar un avión o helicóptero.
Ha realizado vuelos estacionarios de prueba, aunque cuenta con numerosos problemas a superar, como, por ejemplo, el consumo, ya que elevar una masa del suelo en vertical necesita un gran empuje por parte de las turbinas, que a su vez necesitan una gran cantidad de combustible –etanol, en este caso-. Por otro lado, conseguir que el vehículo sea seguro al cien por cien es una tarea muy difícil, ya que, si fallaran 2 de los 8 motores, éste se precipitaría al suelo sin remisión. Otro de los ‘‘inconvenientes’’ que, de momento, presenta es su precio: un millón de euros. El Skycar M400 ya acepta pedidos para entregas después de su certificación, que Möller asegura en su página web que se producirá antes del 31 de diciembre de 2008. A un precio ligeramente más asequible –entre 70.000 y 90.000 euros- este ingeniero está a punto de comercializar otro coche volador aún más curioso: con forma de platillo volante. Se llama M200G, puede llevar hasta dos pasajeros y está dotado de ventiladores en casi toda su superficie y una bañera interior para el piloto, que permite viajar flotando a tres metros de altura y a 85 Km/h. Funciona de manera similar a un helicóptero y sólo necesita un área de estacionamiento de unos diez metros cuadrados. De momento se desconoce cuándo podrá ser usado en la vida cotidiana.

Patatas, cáscaras de anacardo, cáñamo y aceite de colza no son los ingredientes para un guiso, sino para construir un coche que es capaz de ir de 0 a 100 km/h en cuatro segundos y alcanzar una velocidad máxima de 241 kilómetros por hora. El artífice de esta idea se llama Ben Wood y su “criatura” –el Eco One Speedster- le ha costado unas 20.000 libras esterlinas. El diseño ha corrido a cargo de los investigadores del Manufacturing Group de la Universidad Warwick (Gran Bretaña) y ha llevado dos meses. El material de los neumáticos contiene almidón de patatas, las pastillas de freno son cáscaras de anacardo con resina y la carrocería está hecha de cáñamo y aceite de colza. Aunque el motor es de acero, funciona con trigo fermentado y azúcar de remolacha. El coche es reciclable en un 95 por ciento, mientras que el 5 por ciento restante corresponde al volante, los asientos y el sistema eléctrico. Aún no se sabe cuándo se comercializará, pero estará en exhibición entre el 28 y el 30 de agosto en el Museo Nacional de Ciencias de Londres.

Para el que sí parece haber fecha de comercialización es para el City, un mini coche eléctrico de la firma Think, que se espera poner a la venta en 2009, aunque se podrá adquirir sólo a través de Internet. Gracias a una inversión de 78 millones de dólares procedentes de inversores europeos y de Silicon Valley, su promotor, Jan-Olaf Willums, director de la compañía, ha conseguido un automóvil cien por cien eléctrico equipado con un hardware WiFi capaz de comunicarse sin cables con su conductor. La idea inicial es vender el coche y alquilar la batería, pues esta última cuesta aproximadamente el doble que un City, cuyo precio rondará los 11.600 euros, sin incluir la cuota de mantenimiento mensual por el WiFi y el seguro, entre otras cosas, lo que puede suponer una cifra adicional entre 73 y 146 euros.

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.