Publicidad

Chrysler España, fuera de la suspensión de pagos

El director general de la filial española del fabricante estadounidense de automóviles Chrysler, Javier Marijuán, ha explicado que Chrysler España "está fuera" del proceso de suspensión de pagos en el que se encuentra su matriz estadounidense, al haberse acogido al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, y señaló que esta situación no afecta a sus filiales europeas.
-
Chrysler España, fuera de la suspensión de pagos
Javier Marijuán, director de Chrysler España, resaltó que, por el momento, los concesionarios de Chrysler en España no han constatado una reducción de la demanda vehículos a causa de la situación en la que se encuentra Chrysler en Estados Unidos y recordó que los vehículos de las tres firmas del grupo Chrysler (Chrysler, Jeep y Dodge) cuentan con una garantía en todo el mundo, respaldada por el Gobierno estadounidense.
El directivo de Chrysler en España aseguró que durante el tiempo en el que la matriz esté bajo protección judicial, entre 30 y 60 días, se paralizará la producción de la firma en su mercado local, lo que, en su opinión, no afectará a la actividad normal de la empresa, puesto que cuenta con un stock de vehículos y de componentes suficiente para afrontar esta situación. Por otro lado, señaló que el anuncio realizado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de llevar a cabo una bonificación del 20 por ciento en el Impuesto de Matriculación, es una iniciativa positiva, aunque resaltó que por el momento está retrasando las ventas de coches en la región, "porque la gente está esperando a que esta medida tome forma". Al mismo tiempo, Marijuán apuntó que la salida de Daimler del accionariado de Chrysler, ante la formación de una nueva compañía en alianza con Fiat, no afectará de forma inmediata en el mercado español, ya que progresivamente, en el plazo de un año, se irán transfiriendo los servicios que ofrecía el grupo alemán a Fiat. Además, resaltó que por el momento han mantenido algún contacto con Fiat España, pero aseguró que por el momento no se han definido las condiciones en las que se establecería el modelo de distribución, aunque indicó que no se va a producir una reestructuración en la red comercial en España. El director general de Chrysler en España señaló que Chrysler en Estados Unidos está inmerso en un proceso de reestructuración desde "hace mucho tiempo" y apuntó que la declaración de suspensión de pagos y la alianza con Fiat "no son el fin sino el comienzo" de una nueva compañía más saneada. Marijuán destacó que la alianza entre Fiat y Chrysler servirá para crear una nueva compañía en la que se transferirán los activos "buenos" de la estadounidense y que tendrá una estructura de costes mejor y no tendrá deuda, ya que ha sido renegociada. Para finalizar, apuntó que esta nueva empresa estará participada, inicialmente, en un 55 por ciento por el sindicato United Auto Workers (UAW), así como por un 10 por ciento de los gobiernos canadiense y estadounidense y por un 20 por ciento de Fiat, que podrá ser ampliado en un 15 por ciento en función de diferentes objetivos. Además, la corporación transalpina se guarda una opción de compra de un 16 por ciento adicional, en el caso de que las ayudas públicas hayan sido devueltas al Gobierno de Estados Unidos. El consejero delegado de Fiat, Sergio Marchionne, se convertirá en el próximo consejero delegado de Chrysler, según dijo él mismo en declaraciones recogidas por la prensa italiana. Según detalló, la idea ha sido discutida conjuntamente con el departamento del Tesoro estadounidense. Actualmente, Marchionne se encuentra en Estados Unidos para ultimar los detalles de la alianza entre el grupo italiano y el coloso automovilístico americano. En Italia, en cambio, crece la preocupación sobre las consecuencias que podría acarrear un acuerdo paralelo con el grupo alemán Opel, especialmente, después de las informaciones publicadas por el diario Handelsblatt, según el cuál, la fusión podría implicar el cierre de dos fábricas de Fiat en Italia, una en el norte y otra en el sur. La casa italiana evitó hacer comentarios al respecto. Sin embargo, tanto el Gobierno como los sindicatos dieron crédito a los rumores de prensa y emplazaron a Fiat a no perder de vista los intereses del país. En una carta a los dirigentes del grupo, el ministro de Desarrollo Económico, Claudio Scajola, subrayó que la centralidad de las fábricas italianas debe ser "fundamental" en las negociaciones con Chrysler y Opel. Asimismo, anunció la convocación de una reunión con sindicatos y empresarios para discutir sobre los planes de la empresa en Italia. Por su parte, los sindicatos dijeron que sería "absolutamente inaceptable" cualquier hipótesis sobre cierre de fábricas en Italia, aseguró la responsable de Cgil, Susanna Camusso.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.