Publicidad

Chrysler se declara en bancarrota

El presidente de EE UU, Barak Obama, ha anunciado un acuerdo entre Fiat y Chrysler que, de concretarse definitivamente, salvará al gigante estadounidense de su desaparición. Chrysler, que tiene 30 días para concretar los términos del acuerdo con Fiat, se acoge al célebre capítulo 11 de la Ley de Quiebras para declararse en bancarrota e iniciar el proceso. Es la primera bancarrota de una empresa del automóvil en EE UU desde 1933.
-
Chrysler se declara en bancarrota
‘Chrysler y Fiat han formado una alianza que tiene grandes posibilidades de tener éxito y que va a salvar miles de puestos de trabajo (...) confío en que salga de esta crisis más fuerte y más competitivo’, ha anunciado Obama en una esperada rueda de prensa en Washington en la que ha querido dejar claro que ‘la bancarrota no es debilidad sino un nuevo paso’ para la empresa.
‘Esta alianza es posible gracias a los sacrificios sin precedentes de los accionistas de Chrysler, que se han mostrado dispuestos sacrificarse para que la empresa vea un futuro mejor’, ha añadido el presidente de EE UU. Obama, que ha lanzado un reto a las dos compañías para que superen los retos que se presentan, ha asegurado que el acuerdo cuenta con el apoyo de los sindicatos. El plan incluye la creación de una nueva sociedad, en la que estarían incluidas Jeep y Dodge, las dos sociedades del grupo que peores resultados tienen, de manera que su deuda no afecte al conjunto de las cuentas. El presidente de EE UU, que ha criticado el devenir de uno de los emblemas de la industria de EE UU en los últimos años, ha asegurado que Chrysler, que ya sobrevivió a una crisis que casi acaba con ella en 1979, ha desconectado con el público y ha fabricado ‘coches no eficientes’ lo que le ha convertido en una empresa que ha dejado de ser ‘popular’. ‘No podemos mantener a esta u otra empresa con el dinero de los contribuyentes’, ha añadido antes de detallar las condiciones del nuevo acuerdo.

El principal escollo para la supervivencia de la compañía, que da trabajo a más de 54.000 personas sin contar con las decenas de miles de empleos indirectos de la industria subsidiaria, era la negociación con los acreedores. Los cuatro principales bancos, que concentran el 70 por ciento de la deuda asegurada de Chrysler, estaban de acuerdo en aliviar las condiciones de pago, no así otros acreedores, sobre todo los hedge funds. ‘JP Morgan y otras financieras han acordado reducir su deuda en un tercio para que Chrysler pueda hacer frente a sus obligaciones’, ha anunciado Obama, muy implicado en la negociación y que ha criticado duramente ‘al grupo de financieras y fondos de cobertura que no quisieron hacer sacrificios’. De esta manera, Chrysler asume un camino distinto al de sus competidoras más directas en Detroit. Mientras Ford no ha recurrido a ayudas públicas, General Motors, todo un emblema para la industria de EE UU, se enfrenta a una nacionalización del Gobierno mediante un canje de deuda por acciones para sobrevivir.
Te recomendamos

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.