Publicidad

Chevrolet Lacetti y Nubira VCDI

Durante los próximos meses de abril y mayo llegarán al mercado español los nuevos Chevrolet Lacetti y Nubira que se suman a la gama Diesel junto a Captiva y Epica. Se basan el mismo propulsor de dos litros VCDI, pero en este caso con turbocompresor de geometría fija y 121 CV de potencia.
-
Chevrolet Lacetti y Nubira VCDI
Mantiene la misma anchura y distancia entre ejes que el Lacetti, con quien comparte plataforma y resto de elementos mecánicos, pero el Nubira alacanza los 4,51 metros de longitud y 1,44 metros de altura.

Galería relacionada

Chevrolet Nubira 4 puertas y SW

También el Nubira, en sus variantes de cuatro puertas y Station Wagon, goza ahora de un propulsor Diesel, el mismo del Lacetti de 2.0 litros 16 válvulas y common rail de 121 CV de potencia, montado transversalmente por delante del eje delantero. Como en el caso del Chevrolet Lacetti Diesel, hay disponibles dos niveles de terminación para las variantes de cuatro puertas y Station Wagon en función del equipamiento ofrecido, SX y CDX, el más alto de ellos con posibilidad de asociarse a una caja de cambios automática de cinco marchas con convertidor de par .

La variante familiar SW comparte el diseño interior con el Lacetti, más deportivo y juvenil, aunque exteriormente cada uno de ellos presenta diferente personalidad, con parrilla delantera, paragolpes y grupos ópticos específicos.

Se ofrece en carrocería de cuatro puertas o familiar, en dos niveles de terminación, ambos con un equipamiento de serie bastante completo.
Cuenta con airbags frontales para conductor y acompañante y laterales, anclajes Isofix para sillas infantiles, climatizador automático con regulación digital de temperatura, guantera refrigerada, elevalunas eléctricos en las cuatro puertas, retrovisores con reglaje eléctrico, volante regulable en altura e inclinación, equipo de audio con reproductor de discos compactos y cajón portaobjetos bajo el asiento del acompañante. El nivel de terminación superior, denominado CDX añade sensor de lluvia, sistema de control de velocidad de crucero, llantas de aleación, apoyabrazos central posterior, reposacabezas delanteros regulables en altura e inclinación y equipo de sonido con cargador de 5 discos compactos.
El control de tracción se ofrece de serie en las versiones CDX, pero no está disponible el control de estabilidad ni siquiera como una opción. En el interior del Nubira no hay grandes alardes de acabado ni de diseño, pero en general está bien terminado y cumple perfectamente las expectativas.

Destaca de forma especial la capacidad del maletero en la variante Station Wagon, que cuenta con huecos específicos para llevar objetos ocultos y suficiente capacidad para transportar la impedimenta de toda la familia. No obstante, la rueda de repuesto es de emergencia.

Como en el caso del Chevrolet Lacetti, el Nubira cuenta con garantía de tres años o 100.000 kilómetros con asistencia en carretera 24 horas, pero además añade un servicio de mantenimiento gratuito durante los tres primeros años. Mantiene la misma anchura y distancia entre ejes que el Lacetti, con quien comparte plataforma y resto de elementos mecánicos, pero el Nubira alacanza los 4,51 metros de longitud y 1,44 metros de altura. También el Nubira, en sus variantes de cuatro puertas y Station Wagon, goza ahora de un propulsor Diesel, el mismo del Lacetti de 2.0 litros 16 válvulas y common rail de 121 CV de potencia, montado transversalmente por delante del eje delantero. Como en el caso del Chevrolet Lacetti Diesel, hay disponibles dos niveles de terminación para las variantes de cuatro puertas y Station Wagon en función del equipamiento ofrecido, SX y CDX, el más alto de ellos con posibilidad de asociarse a una caja de cambios automática de cinco marchas con convertidor de par .

La variante familiar SW comparte el diseño interior con el Lacetti, más deportivo y juvenil, aunque exteriormente cada uno de ellos presenta diferente personalidad, con parrilla delantera, paragolpes y grupos ópticos específicos.

Se ofrece en carrocería de cuatro puertas o familiar, en dos niveles de terminación, ambos con un equipamiento de serie bastante completo.
Cuenta con airbags frontales para conductor y acompañante y laterales, anclajes Isofix para sillas infantiles, climatizador automático con regulación digital de temperatura, guantera refrigerada, elevalunas eléctricos en las cuatro puertas, retrovisores con reglaje eléctrico, volante regulable en altura e inclinación, equipo de audio con reproductor de discos compactos y cajón portaobjetos bajo el asiento del acompañante. El nivel de terminación superior, denominado CDX añade sensor de lluvia, sistema de control de velocidad de crucero, llantas de aleación, apoyabrazos central posterior, reposacabezas delanteros regulables en altura e inclinación y equipo de sonido con cargador de 5 discos compactos.
El control de tracción se ofrece de serie en las versiones CDX, pero no está disponible el control de estabilidad ni siquiera como una opción. En el interior del Nubira no hay grandes alardes de acabado ni de diseño, pero en general está bien terminado y cumple perfectamente las expectativas.

Destaca de forma especial la capacidad del maletero en la variante Station Wagon, que cuenta con huecos específicos para llevar objetos ocultos y suficiente capacidad para transportar la impedimenta de toda la familia. No obstante, la rueda de repuesto es de emergencia.

Como en el caso del Chevrolet Lacetti, el Nubira cuenta con garantía de tres años o 100.000 kilómetros con asistencia en carretera 24 horas, pero además añade un servicio de mantenimiento gratuito durante los tres primeros años. Mantiene la misma anchura y distancia entre ejes que el Lacetti, con quien comparte plataforma y resto de elementos mecánicos, pero el Nubira alacanza los 4,51 metros de longitud y 1,44 metros de altura. También el Nubira, en sus variantes de cuatro puertas y Station Wagon, goza ahora de un propulsor Diesel, el mismo del Lacetti de 2.0 litros 16 válvulas y common rail de 121 CV de potencia, montado transversalmente por delante del eje delantero. Como en el caso del Chevrolet Lacetti Diesel, hay disponibles dos niveles de terminación para las variantes de cuatro puertas y Station Wagon en función del equipamiento ofrecido, SX y CDX, el más alto de ellos con posibilidad de asociarse a una caja de cambios automática de cinco marchas con convertidor de par .

La variante familiar SW comparte el diseño interior con el Lacetti, más deportivo y juvenil, aunque exteriormente cada uno de ellos presenta diferente personalidad, con parrilla delantera, paragolpes y grupos ópticos específicos.

Se ofrece en carrocería de cuatro puertas o familiar, en dos niveles de terminación, ambos con un equipamiento de serie bastante completo.
Cuenta con airbags frontales para conductor y acompañante y laterales, anclajes Isofix para sillas infantiles, climatizador automático con regulación digital de temperatura, guantera refrigerada, elevalunas eléctricos en las cuatro puertas, retrovisores con reglaje eléctrico, volante regulable en altura e inclinación, equipo de audio con reproductor de discos compactos y cajón portaobjetos bajo el asiento del acompañante. El nivel de terminación superior, denominado CDX añade sensor de lluvia, sistema de control de velocidad de crucero, llantas de aleación, apoyabrazos central posterior, reposacabezas delanteros regulables en altura e inclinación y equipo de sonido con cargador de 5 discos compactos.
El control de tracción se ofrece de serie en las versiones CDX, pero no está disponible el control de estabilidad ni siquiera como una opción. En el interior del Nubira no hay grandes alardes de acabado ni de diseño, pero en general está bien terminado y cumple perfectamente las expectativas.

Destaca de forma especial la capacidad del maletero en la variante Station Wagon, que cuenta con huecos específicos para llevar objetos ocultos y suficiente capacidad para transportar la impedimenta de toda la familia. No obstante, la rueda de repuesto es de emergencia.

Como en el caso del Chevrolet Lacetti, el Nubira cuenta con garantía de tres años o 100.000 kilómetros con asistencia en carretera 24 horas, pero además añade un servicio de mantenimiento gratuito durante los tres primeros años. Mantiene la misma anchura y distancia entre ejes que el Lacetti, con quien comparte plataforma y resto de elementos mecánicos, pero el Nubira alacanza los 4,51 metros de longitud y 1,44 metros de altura. También el Nubira, en sus variantes de cuatro puertas y Station Wagon, goza ahora de un propulsor Diesel, el mismo del Lacetti de 2.0 litros 16 válvulas y common rail de 121 CV de potencia, montado transversalmente por delante del eje delantero. Como en el caso del Chevrolet Lacetti Diesel, hay disponibles dos niveles de terminación para las variantes de cuatro puertas y Station Wagon en función del equipamiento ofrecido, SX y CDX, el más alto de ellos con posibilidad de asociarse a una caja de cambios automática de cinco marchas con convertidor de par .

La variante familiar SW comparte el diseño interior con el Lacetti, más deportivo y juvenil, aunque exteriormente cada uno de ellos presenta diferente personalidad, con parrilla delantera, paragolpes y grupos ópticos específicos.

Se ofrece en carrocería de cuatro puertas o familiar, en dos niveles de terminación, ambos con un equipamiento de serie bastante completo.
Cuenta con airbags frontales para conductor y acompañante y laterales, anclajes Isofix para sillas infantiles, climatizador automático con regulación digital de temperatura, guantera refrigerada, elevalunas eléctricos en las cuatro puertas, retrovisores con reglaje eléctrico, volante regulable en altura e inclinación, equipo de audio con reproductor de discos compactos y cajón portaobjetos bajo el asiento del acompañante. El nivel de terminación superior, denominado CDX añade sensor de lluvia, sistema de control de velocidad de crucero, llantas de aleación, apoyabrazos central posterior, reposacabezas delanteros regulables en altura e inclinación y equipo de sonido con cargador de 5 discos compactos.
El control de tracción se ofrece de serie en las versiones CDX, pero no está disponible el control de estabilidad ni siquiera como una opción. En el interior del Nubira no hay grandes alardes de acabado ni de diseño, pero en general está bien terminado y cumple perfectamente las expectativas.

Destaca de forma especial la capacidad del maletero en la variante Station Wagon, que cuenta con huecos específicos para llevar objetos ocultos y suficiente capacidad para transportar la impedimenta de toda la familia. No obstante, la rueda de repuesto es de emergencia.

Como en el caso del Chevrolet Lacetti, el Nubira cuenta con garantía de tres años o 100.000 kilómetros con asistencia en carretera 24 horas, pero además añade un servicio de mantenimiento gratuito durante los tres primeros años.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.