Publicidad

Cataluña amplía el Plan 2000E

La Generalitat de Cataluña ha aprobado el plan de ayudas a la compra de vehículos 'Autocat', que estará dotado de 3,5 millones de euros y finalmente ampliará las subvenciones a coches con emisiones superiores a los 149 gramos por kilómetro máximos del plan estatal.
-
Cataluña amplía el Plan 2000E
El precio máximo para optar a las ayudas a la compra de coches de la Generalitat de Catalunya, denominado Autocat, quedará fijado en 49.000 euros, según explicó el conseller de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, que confirmó que la comunidad ampliará las ayudas a motocicletas, furgonetas y camionetas ligeras.
Josep Huguet explicó que con esta medida el Gobierno catalán espera beneficiar a 60.000 vehículos —de todo tipo— e insistió en que, ampliando el plan del Ministerio de Industria, la Generalitat ‘garantiza la viabilidad’ de estos incentivos, puesto que podrá recuperar la inversión mediante la recaudación del Impuesto de Matriculación y la parte del IVA que corresponde a la comunidades autónomas. El conseller insistió en que el plan garantiza un ‘saldo medioambiental positivo’ porque mantiene la condición de que el vehículo que se entrega para desguace —de más de diez años de antigüedad o más de 250.000 kilómetros— sea siempre más contaminante que el que se compra. Los 500 euros que aportará el Gobierno catalán a la compra de estos vehículos serán ‘lineales’ independientemente de sus emisiones, lo que provoca una ‘discriminación positiva’ hacia los más respetuosos porque el impacto de las ayudas sobre su precio final es ‘mayor’. Así, el conseller respondió a las ‘reservas’ expresadas el pasado lunes por el conseller de Medio Ambiente, Francesc Baltasar (ICV-EUiA), que se mostró contrario a que las emisiones máximas del plan catalán superaran las establecidas por el Ministerio de Industria. Huguet, que recordó que los partidos están en campaña electoral, apuntó a que hay ‘miles de medidas’ que pueden tener unos beneficios mayores sobre el medio ambiente, y añadió que, sin plan, la gente no comprará vehículos. El conseller mencionó que fijar el precio máximo en los 49.000 euros en los turismos y 40.000 euros en las furgonetas hará que se incluyan en las subvenciones vehículos que son herramientas de trabajo o bien ‘vehículos necesarios’ para determinados colectivos, como son autónomos, familias numerosas o personas que viven en zonas rurales. El plan estatal para incentivar las ventas preveía una aportación de 1.000 euros de los fabricantes de vehículos, 500 por parte del Ejecutivo y otros 500 de las comunidades. Después de que Catalunya confirmara que aportará esta cantidad y ampliará el tipo de vehículos que la perciba, sólo falta saber la postura de los fabricantes sobre mantener los 1.000 euros de subvención en estos casos. Las ayudas para las motocicletas y ciclomotores dependerán de la cilindrada y partirán de los 100 euros para ciclomotores y scooters, y 140 para motocicletas de menos de 125cc, siempre que no superen los 3.000 euros en ambos casos. Para las motocicletas de más de 125cc, la suma será de 700 euros siempre, y el precio no podrá superar los 8.000 euros. Como en los demás vehículos, deberá entregarse un ciclomotor o motocicleta de menos de 125cc con una antigüedad superior a cinco años para recibir las ayudas. En el caso de las motos de más cilindrada, la antigüedad exigida será superior a los ocho años. El Ejecutivo catalán prevé que la industria fabricante contribuya a este plan de ayudas para comprar motos con 200 euros para los ciclomotores, 240 para las motos de hasta 125cc y 700 euros para las de mayor cilindrada. Huguet concluyó que, con este plan propio, la Generalitat vertebra una respuesta ‘a la realidad productiva de Catalunya’, que concentra el 83 por ciento de la fabricación de motos en España y cuenta con fabricantes de coches especializados en la producción de vehículos comerciales ligeros (como Nissan). Además, insistió en que, con la propuesta catalana, se ‘minimiza’ el esfuerzo presupuestario que exigía el Plan 2000E y se espera reactivar la demanda en un 13 por ciento ‘como mínimo’. UGT apoya el plan de ayudas a la compra de coches aprobado por la Generalitat, ya que cree que se trata de una medida bien orientada para salir de la grave crisis que vive el sector, anima el consumo y mantiene los puestos de trabajo y ha criticado las discrepancias dentro del Govern. Según un comunicado del sindicato, planes similares a los aprobados por los gobiernos español y catalán han funcionado en países como Francia y Alemania para impulsar los sectores de la automoción y mantener los puestos de trabajo tanto directos como indirectos. UGT ha señalado que no entiende la postura de una parte del gobierno catalán, en referencia al conseller de Medio Ambiente, Francesc Baltasar, que no suma esfuerzos con el resto de socios en un momento en el que hay que priorizar la ocupación y el tejido textil industrial.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.