Publicidad

Carmeleon: dos coches en uno

Dentro de poco tiempo no hará falta tener dos coches en el garaje para optar por un modelo más deportivo o más confortable, bastará con pulsar un botón para modificar la respuesta de motor, cambio, dirección, suspensión… pero también la dureza de los asientos, la acústica interior u otros detalles del habitáculo.
-
Carmeleon: dos coches en uno
Las posibilidades que la electrónica y la informática ofrecen al mundo del automóvil parecen infinitas. Al menos así lo plantea Volkswagen en su proyecto Carmeleon que, de momento, se hace realidad en un prototipo desarrollado por el centro de investigación de la marca a través de un Passat Variant V6 FSI, en el que el conductor puede seleccionar dos configuraciones muy distintas. Actualmente, en los modelos de la marca alemana dotados de cambio DSG, cuando el conductor selecciona la posición S opta por variar las características de la transmisión a un modo más dinámico, y ahí queda la cosa. En el prototipo del programa Carmeleon esa elección también implica cambios en los pedales del acelerador y el freno para que reaccionen con mayor agilidad a los requerimientos del conductor. Pero, al mismo tiempo, varía el nivel de asistencia de la dirección electromecánica, que se endurece; se modifica el sonido del motor a través de un procesador que, en función del régimen de giro, hace que en el habitáculo se perciba como un V8; los asientos ganan en firmeza y los refuerzos laterales envuelven más el cuerpo; e incluso la atmósfera interior puede cambiar para adaptarse a una configuración salpicada de detalles más deportivos. Todo ello se puede acompañar de otros ajustes en la suspensión, con amortiguadores de control electrónico, o en la propia tracción integral 4Motion, hasta obtener un grado máximo de “customización” del coche que deje plenamente satisfecho al conductor en cada momento. La simbiosis entre los sistemas mecánicos y electrónicos de los automóviles crece a pasos agigantados, gracias a la rapidez de los ordenadores y al desarrollo de un software cada vez más avanzado que facilita la aplicación de nuevas funciones a todos los sistemas que incorporan los vehículos. De esta forma se aumenta su potencial en todos los campos.

Si el conductor del prototipo creado por Volkswagen selecciona de nuevo la D en la rejilla de la transmisión DSG volverá a una configuración más confortable, que permitirá una marcha más relajada, con unos asientos más cómodos, pensados para viajes largos, y nuevos ajustes en el chasis, muy distintos de los parámetros establecidos para el modo “sport”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.