Publicidad

El Camino de Santiago en coche

Después de atravesar prácticamente toda la franja norte de España, el final de nuestro viaje se acerca. Iniciamos nuestra tercera y última etapa en Villafranca del Bierzo (León), nos adentraremos en la Galicia verde para llegar a nuestro destino, Santiago de Compostela.
-
El Camino de Santiago en coche
Después de recorrer algo más de 500 kilómetros en dos días de ruta, el final de nuestro viaje se acerca. El punto de inicio es Villafranca del Bierzo; los siguientes destinos, varios de los más bellos lugares de la provincia de Lugo. Uno de estos municipios es Pedrafita. Desde Villafranca se puede ir hasta Pedrafita de dos formas diferentes: la primera de ellas, por la autovía A-6; la segunda de ellas, por la antigua N-VI. Recomendamos ésta última opción por la belleza del paisaje, además de que esta vía discurre paralela al Camino de Santiago que se hace a pie y en bicicleta, por lo que es frecuente encontrarse con diversos peregrinos.
Una vez llegados a Pedrafita y justo a la entrada de esta población, ponemos dirección a O Cebreiro, uno de los pueblos con mayor encanto de todo nuestro camino. Seguimos ganando altura por una carretera serpenteante. A ambos lados, unas vistas espectaculares de las montañas de Lugo. Una densa niebla contribuye a engrandecer la belleza del lugar. Llegamos a O Cebreiro, el primer pueblo de Lugo en la ruta francesa del Camino de Santiago. En este mágico lugar, el tiempo parece que se ha detenido. Las pintorescas Pallozas de paja y piedra y las pequeñas tiendas de recuerdos se reparten el protagonismo en este hechizante lugar. Es como si estuviésemos paseando por las calles de las típicas villas que aparecen en muchas de las películas de la Edad Media. Miguel comenta de forma cómica: ‘sólo falta que venga un tío a caballo y con armadura’. Continuamos paseando y grabando imágenes de O Cebreiro. En este pueblo mágico, hay que hacer una parada obligada en la Iglesia de Santa María la Real, también denominada como la Iglesia del Milagro Eucarístico. Invitamos a todos los peregrinos a que se adentren en su interior para contemplar el Cáliz y la Patena del Santo Milagro, elementos ambos vinculados a la Leyenda del Santo Grial, historia inmortalizada en numerosas películas.

Nuestro viaje va llegando a su fin. Antes de llegar al destino soñado por todo peregrino, Santiago de Compostela, debemos saborear el paisaje de la Galicia verde. Uno de los enclaves en los que se ha de detener el viajero es en el pueblo lucense de Portomarín. En este municipio, la Iglesia de San Nicolás es el monumento principal. Este lugar santo se reparte protagonismo con la espectacularidad del Río Miño, al que invitamos contemplar con tranquilidad desde uno de los miradores situados a las afueras del pueblo. Salimos de Portomarín con dirección a Santiago de Compostela. Un bello paisaje lleno de contrastes nos acompaña en nuestros últimos kilómetros. El color verde en cualquiera de sus tonalidades, bosques frondosos, prados interminables… son un buen reclamo para desviar la mirada y contemplar con tranquilidad la espectacularidad de las tierras gallegas.

El fin de nuestra ruta ha llegado. Santiago de Compostela nos recibe después de recorrer en coche casi 800 kilómetros en tres días, atravesando las provincias de Navarra, La Rioja, Burgos, Palencia, León, Lugo y La Coruña. La Plaza del Obradoiro y la Catedral de Santiago Apóstol nos dan la bienvenida en lo que ha sido uno de los viajes más inolvidables de nuestras vidas. Terminamos nuestro trabajo y nuestra grata experiencia. Antes de poner rumbo a Madrid al día siguiente, no podemos evitar pasear por las calles de Santiago y degustar algo de marisco, algunas porciones de empanada, unos pimientos de Padrón y… cómo no, todo ello aderezado por unas botellas frías de Ribeiro y Albariño. El Citroën C3 se ha portado como un gran compañero de viaje. Un coche cómodo, agradable de conducir y con unos consumos bastante contenidos (nuestra unidad incorporaba un motor 1.4 HDI de 68 CV). Ahora, los siguientes retos son hacer el Camino de Santiago a pie o en bicicleta… como los peregrinos de verdad.
- Villafranca del Bierzo-Pedrafita O Cebreiro: 27,6 km.
- Pedradita O Cebreiro-O Cebreiro: 4,1 km.
- O Cebreiro-Portomarín: 80,8 km.
- Portomarín-Santiago de Compostela: 103,4 km.
- 1ª Etapa: Roncesvalles-Burgos
- 2ª Etapa: Burgos-Villafranca del Bierzo
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.