Publicidad

Cada vez hay más recambios piratas

Cada vez entran en España más recambios de dudosa calidad que pueden comprometer nuestra seguridad al volante. Desde la patronal de los fabricantes de componentes para el automóvil se ha advertido de esta amenaza. El problema, como siempre, radica en lo difícil que es controlar la llegada de estas “piezas piratas”.
-
Cada vez hay más recambios piratas
Nos preocupamos mucho por la calidad de nuestro vehículo, elegimos esta u otra marca en función de la seguridad activa y pasiva que ofrezcan. No obstante, hay un peligro oculto que pocas veces detectamos: los recambios.
El presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción (Sernauto), José María Pujol Artigas, ha dado la voz de alarma: se ha detectado un crecimiento “importante y relevante” del volumen de piezas importadas que llegan a España incontroladas y sin homologación de países asiáticos, sobre todo de China e India. Este problema no es baladí, porque afecta directamente a la seguridad vial de los automóviles que conducimos y, según Sernauto, ya se han recibido incidencias ocurridas a raíz de este asunto. Este aviso fue realizado por el máximo responsable de Sernauto en el transcurso de la IV Jornada sobre Calidad y Seguridad en el Recambio. En este mismo foro, Pujol Artigas aseguró que en España se ha de garantizar a los usuarios del automóvil la seguridad de los recambios y que el peligro viene de algunos países asiáticos, donde se producen piezas de escasa calidad. Al hilo de esto, Pujol Artigas ha indicado que las mismas normas y procesos de calidad han de aplicarse a todos los productos. “No soy partidario de poner barreras”, ha afirmado, “pero sí de obligarles a respetar las reglas del juego que los demás sí observamos. China no respeta nada”. La misma postura mantiene David Martínez, presidente de la Comisión de Recambios de la patronal de los fabricantes de componentes de automoción, quien ha pedido a la Unión Europea que armonice sus criterios de admisión de piezas para que no haya “países coladero” y que la UE se inunde de recambios de baja calidad. Por otro lado, en esta jornada también se ha tratado el tema de la recuperación de piezas por parte de los fabricantes, algo necesario para evitar dañar el medio ambiente. Cada año se generan 450.000 toneladas de recambios que podrían ser reutilizadas. Por eso, se ha propuesto que las compañías marquen sus productos para responsabilizarse luego de ellos. Por el momento, los grandes perjudicados de la situación de incertidumbre que existe son los talleres, pues ellos retiran, seleccionan y almacenan las piezas hasta que son recogidas por la empresa que las fabricó.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.