Publicidad

BMW Z1, 25º aniversario

Innovador, dinámico, deportivo… al hablar del BMW Z1, es inevitable que estos atributos acudan a nuestra mente. Nacido en 1987, este roadster de cualidades únicas cumple ahora los 25 años. ¡Felicidades!
-
BMW Z1, 25º aniversario
El 1 de enero de 1985, BMW AG fundaba una empresa subsidiaría que se bautizó como BMW Technik GmbH. Con Ulrich Bet al frente, se embarcaron en el proyecto Freedom On Tour Wheels (Libertad Sobre Cuatro Ruedas) que se materializó en un roadster: el BMW Z1. Este mito sobre ruedas, que estuvo en producción entre 1987 y 1991, fue una puerta abierta al segmento de los pequeños roadsters. En 2012, el BMW Z1 cumple 25 años y rendirle tributo es un obligado para nosotros.

Galería relacionada

BMW Z1 25 aniversario

El BMW Technik GMBH, un departamento de visionarias ideas, nació con un cometido: ir más allá de lo establecido e innovar siempre con el objetivo de dar salida a modelos que representaran la vanguardia en el sector del automóvil. La materialización de ese objetivo fue el BMW Z1. Cuando se presentó el primer prototipo en julio de 1986, tuvo tal acogida que, la marca bávara no tardó en darse cuenta: había que dar luz verde a su producción en serie, lo que ocurrió en diciembre de aquel año. El primer BMW Z1 de serie se presentó oficialmente en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 1987.

Un rígido chasis monocasco de acero galvanizado, una carrocería intercambiable de plástico y unas puertas escamoteadas, que se bajaban hasta casi desaparecer, fueron las principales innovaciones de este roadster vanguardista. El BMW Z1 se vendía con paneles de distintos colores para que el dueño pudiera vestir como quisiera su pequeño descapotable deportivo. Una ‘sencilla’ tarea que podía realizarse haciendo uso de un destornillador. Su deportividad era deudora de sus formas aerodinámicas, estudiadas para ofrecer la menor resistencia al aire, y su bajo centro de gravedad.

El corazón que daba vida al BMW Z1 era un seis cilindros central delantero de 2,5 litros y 170 CV. Gracias a su bajo peso y a sus cualidades aerodinámicas, este pequeño roadster ofrecía unas prestaciones más que aceptables: aceleración de cero a cien en 8 segundos y una velocidad máxima de 225 km/h.

Como todo automóvil pionero en su segmento, este pequeño descapotable biplaza es hoy una leyenda. A él tenemos que agradecer el nacimiento de modelos como el BMW Z3 o su sucesor el Z4, en el caso de la propia marca, o del Mazda MX-5, el Mercedes SLK o el Porsche Boxster. Su 25 aniversario lo celebra ahora el fabricante alemán en Munich, en el museo de BMW, donde el Z1 posa orgulloso junto a casi cien años de historia automovilística. Feliz cumpleaños.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.