Publicidad

BMW Serie 1: 5 razones por las que comprarlo

BMW actualiza el Serie 1, depurando la línea, actualizando profundamente la gama de motores y añadiendo más equipamiento de serie, todo ello sin casi repercutir en el precio final.
Raúl Roncero.

Twitter: @Rron0_autopista -

BMW Serie 1: 5 razones por las que comprarlo

1 - "Dieselízate" a la baja

Antes los motores Diesel no sólo eran buenos, sino mecánicas de referencia en la gran mayoría de los casos. Si, salvo el "viejo" 116 EDE, todos estaban articulados sobre un bloque de 2 litros que aumentaba de rendimiento, tacto y prestación a medida que subías de denominación. Ahora la cosa ha cambiado, y bastante. Se mantiene lo bueno, el mismo bloque 2.0 de antes en las versiones intermedias y superiores, todos mejorado, pero aparecen dos nuevos motores de acceso orientados, como antes, a los conductores con mente ahorradora, con el añadido de que, ahora, ofrecen mejores cifras de consumos y emisiones que antes.

Los encuentras bajo la denominación 116d, y como antes, BMW conserva dos posibles variantes aunque ahora utilizando un  motor común: un 1.5 de tres cilindros con 116 CV, mecánica heredada de Mini. No temas, BMW ha trabajado para que en el Serie 1 encaje bien, en términos de agrado de utilización, sonoridad o vibraciones, este motor bajo su capó delantero. Como te decía, tanto sobre la carrocería de 3 puertas como en la de 5, puedes comprarte bien la versión "normal" y la denominada Efficient Dynamics Edition, ambas al mismo precio: 26.100 euros en el caso de los 3 puertas. Pero tienes que tener claro si lo tuyo es la máxima economía de consumo posible o prefieres un punto de equilibrio. Entre las diferencias técnicas, hay una que afecta a la respuesta de ambas versiones en la vida real: los desarrollos de cambio:  los 55,3 km/h de desarrollo en sexta relación del 116d normal pasan a 59,1 km/h en el EDE, de modo que su agilidad de respuesta será menos brillante. A cambio, los consumos son más brillantes en este último: 3,4 l/100 km frente a un también muy buen registro de 3,7 l/100 km. Otra gran diferencia, paquetes de equipamiento al margen, es que si quieres el cambio automático, sólo lo puedes montar en 116d normal.   

2 -Básico en gasolina: ahora mejor.

BMW Serie 1Si antes la oferta arrancaba con un 114i de 102 CV, ahora lo hace con un 116i. El motor es completamente distinto, como en el caso de los 116d, y como en el caso de los 116d, también supone una nueva entrada en la renovada Serie 1. Como aquellos, este 116i es otro tres cilindros con 1.5 litros y también derivado de Mini —o del i8, si lo quieres ver así, aunque aquí rinde menos de la mitad—, pero con todas las tecnologías que podrías encontrar en el 6 cilindros más potente de la gama: Twin Power turbo, inyección directa, Valvetronic, Doble Vanos... Un pequeño gran motor que va muy bien sobre el Mini y no tiene que ir nada mal sobre el Serie 1 si lo concibes como lo que es: una variante básica en la que calidad del producto y el tacto del chasis pesa más que la capacidad prestacional. Aún así, promete ser considerablemente más rápido que el anterior motor de acceso y, sobre todo, gastar también menos

 

3- ¿Y su punto de equilibrio?: ¿gasolina o Diesel?

Subamos de nivel, pasemos a versiones algo más completas, lo que yo te recomendaría si quieres un buen Serie 1 sabiendo que no me echarías nada, absolutamente nada, en cara. Aquí, hay señalar que la gama da un salto bastante mayor en Diesel que en gasolina: de 116 CV del 116d pasaríamos a un 118d equipado con un 'motorazo' de sorprendente respuesta con 150 CV y posibilidad, si quieres, de equiparlo incluso con tracción total (sólo hay tres versiones en la gama que lo admitan); y de los también 116 CV del 116i accederíamos a los 136 CV del 118i, con un motor totalmente diferente. Por 26.300 euros (carrocería de 3 puertas) accedes a la versión de gasolina frente a los 28.300 euros del Diesel, así que ahí puedes tener la primera clave si piensas a medio y largo plazo. En el coste diario, kilómetro a kilómetro, aún reconociendo que el 118i tiene un consumo bastante bajo (5,4 l/100 km) y un tacto realmente exquisito, el Diesel no desmerece en refinamiento, tiene una respuesta mucho más contundente y gasta claramente menos (4,1 l/100 km), con mayor ventaja para él cuantos más kilómetros se hagan en ciudad: 7,0 l/100 km para el 116i frente a 5,0 del 118d. Buenas alternativas las dos, aconsejables ambas para quien, además las cualidades inherentes al Serie 1, busque ya un mínimo de rapidez, me quedo en este caso con el 118d, probablemente la versión con el mejor punto de equilibrio de toda la gama

4 -. Por sus cambios automático.

BMW Serie 1Sí, pero. Hay cambios automáticos y cambios automáticos. Buenos los doble embrague de Audi, VW o Seat, BMW sigue fiel a un convertidor de par con 8 relaciones que obra maravillas con los motores menos potentes en los que lo puedes montar y realza el refinamiento y placer de conducción de las motorizaciones de mayor potencia que lo pueden asociar. Es infinitamente más agradable que el cambio que ofrecer Mercedes en su Clase A, siendo prácticamente igual de rápido que el S-tronic de los A3 de Audi, aporta más suavidad de funcionamiento. Viene de serie en las versiones 120d xDrive y 135 xDrive, y con la excepción del 116i, 116d EDE y 118xDrive, lo puedes combinar en cualquier otro motor de la gama.  Cuesta, eso sí, algo más caro que otras cajas de las cajas de cambio rivales: 2.395 euros montado sobre un 118d. Eso sí, este cambio puede presumir de hacer algo más ahorrador a las versiones Diesel que lo utilizan. No lo amortizarás en la vida, pero el placer de conducción con esta transmisión es inmenso y no sacrificarás un ápice de la respuesta y prestación. 

5.- Y por sus sensaciones de conducción.

Algo que no sólo no ha perdido, sino que ha mejorado en la actualización del BMW Serie 1 es su tacto de conducción y, más especialmente, su confort y calidad de rodadura. Nada ha comunicado BMW a este respecto aunque las versiones que ya he podido conducir las he sentido más equilibradas en amortiguación a efectos de movimiento de carrocería y capacidad de filtrado. Así que, si buscas uno s de los coches más refinados y cómodos de la categoría, el Serie 1 es, probablemente, una de las mejores alternativas. Único propulsión de su categoría —la historia cambiará con la futura generación totalmente nueva—, y yendo más allá de las particularidades técnicas de su arquitectura, el comportamiento del BMW Serie 1 es también extraordinario en todas las versiones, especialmente en las más potentes en las que el factor motor enfatiza su carácter propulsor. 

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.