Publicidad

Bentley Brooklands

Bentley presentó en el Salón de Ginebra el Brooklands, un coupé de grandes dimensiones que representa el lujo y la grandiosidad propia de los modelos de la marca que aunque se fabrica de modo artesanal ofrece soluciones tecnológicas propias de este siglo.
-
Bentley Brooklands
Ver vídeosVer vídeo

Galería relacionada

BentleyBrooklands

La marca Bentley siempre ha estado ligada a modelos de lujo destinados a satisfacer los paladares más exquisitos. Es, junto con Rolls, la firma que más atrae a los más afortunados en el sentido estricto del término: es decir los que tienen una considerable fortuna traducida en euros, dólares o cualquier moneda fuerte. El Brooklands presentado en el Salón de Ginebra es la última realización de este fabricante. Tomando como base el Arnage, se fabrica de modo artesanal y siguiendo las más tradicionales maneras de construir prácticamente todo a mano, pero sin olvidar que estamos en el siglo XXI y que existen múltiples tecnologías destinadas no sólo a mejorar el trabajo, sino que, además, sirvan para hacer más atractivo el producto. Así, el techo que visto al natural parece estar realizado de una pieza, lo cierto es que está partido en tres partes y soldado con láser. Con ello se consigue que las grandes superficies acristaladas que suponen tanto el techo como la luneta trasera, encajen a la perfección. Los grandes tapacubos, brillantes y metalizados, tienen dos funciones bien diferentes ya que, por un lado permiten ocultar los grandes discos de freno –impropios de ser vistos y restar suntuosidad en un vehículo de lujo- y, por otro, rememorar las siluetas de los grandes coches de lujo del siglo pasado. Curiosamente, junto al paso de rueda hay una toma de aire necesaria para que la refrigeración del motor, que se contradice un tanto con este buscado “glamour”, pero que tampoco desentona y le da un toque de modernidad. En el interior nos encontramos con un puesto de conducción situada muy baja y con el volante colocado muy alto, una posición buscada aposta también para rememorar la tradicional postura de conducción de este tipo de coches. El habitáculo es más ancho que un Bentley Continental R coupé y, según la marca, supera con creces las cotas de espacio para las piernas y altura en las plazas traseras que el resto de los coupé de lujo que están a la venta en la actualidad. El motor que monta este lujoso modelo es el V8 de 6,75 litros habitual en la marca –lleva desde 1.969 con esta cilindrada, sólo que convenientemente revisado para que su potencia se eleve hasta los 537 CV y anuncie un par de, nada más y nada menos, 107 mkg. Es decir, se trata del motor más potente hasta ahora fabricado por la marca.

Del Bentley Brooklands sólo se fabricarán 550 unidades y se entregarán a partir de la primera mitad del próximo año 2008.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.