Publicidad

La automoción española pide ayuda

Los altos directivos del sector de la automoción que han acudido hoy al XXII Encuentro de Empresarios de la Automoción que organiza el IESE en Barcelona, insistieron ayer en demandar tres tipos de mejora: la fiscalidad del automóvil, la formación de los trabajadores y los transportes para la logística.
-
La automoción española pide ayuda
El sector ha relativizado la crisis de ventas y más que nada ha hecho una apuesta de futuro, precisamente basada en estas mejoras.
El presidente de Anfac, Antonio Fernández Sevilla, advirtió de que "la producción de vehículos en España ha aumentado un 7 por ciento y para 2008 seguirá creciendo un 2 por ciento, acercándose a los 3 millones de vehículos", con lo que al final estos dos años no serán tan malos como se esperaba. Precisamente, Fernández Sevilla insistió en que "hay que mantener el plan Prever porque ha sido un aliciente precioso para retirar los vehículos más contaminantes y menos seguros", aunque ha reconocido que si bien diversos grupos políticos, como CiU, han dado apoyo a mantener estas ayudas que finalizan este 31 de diciembre, el Gobierno sigue sin ser partidario. En el capítulo de formación fue el vicepresidente de Recursos Humanos de Seat, Ramón Paredes, quien anunció ayer que esta empresa está impulsando un Centro de Formación de Excelencia en Martorell (Barcelona) que permita superar las deficiencias del actual sistema de formación profesional. El nuevo Centro de Formación de Excelencia tendrá 10.000 metros cuadrados y podrá acoger a 500 chicos al año que hayan acabado la ESO "para hacer tres tipos de formación: la básica, la continuada y la ocupacional, de manera que también sirva a trabajadores que han perdido un empleo y necesitan reciclarse para otro puesto obligados por cambios tecnológicos", explicó Ramón Paredes quien aseguró que la Generalitat apoya el proyecto. En el campo de la logística diversos ponentes destacaron la importancia de mejorar la red de transportes y así el presidente de Ford España, José Manuel Machado, pidieron un esfuerzo al Gobierno para mejorar las infraestructuras razonando: "si en este país no se resuelve el problema de la logística vamos a pasarlo muy mal". Machado recordó que el transporte de vehículos y piezas ya supone "costes que van del 7 por ciento al 10 por ciento y subiendo, a medida que sube el precio del petróleo". En la misma línea, Fernández Sevilla resaltó: "la Europa del Este nos lleva mucha ventaja, somos el país peor situado para sacar vehículos y para recibir piezas" y por ello invitó a crear un polo logístico en el Norte de África e incluso a que los proveedores se instalen allí. Fernández Sevilla apostó por "el puerto de Tánger, un puerto que da fácil salida a cualquier producto y que en cuatro días lo coloque en Argentina". Por su parte, el presidente de Seat, Erich Schmitt, dio un toque de atención a los proveedores de componentes españoles y les pidió más calidad porque advirtió: "a partir de ahora sólo aceptaremos calidad Audi". Schmitt aseguró que el objetivo del grupo Volkswagen no es sólo alcanzar a Toyota, empresa que ha sido puesta como ejemplo de todo lo que se debe hacer en el sector, "sino incluso superarla". El profesor del IESE Pedro Nueno, al cerrar las jornadas, reflexionó sobre cómo "los concesionarios lo están pasando duro, pero lo que pasa es que en este sector no se está escuchando al cliente". La producción de vehículos y camiones en España para 2008 alcanzará cerca de tres millones de unidades, lo que supondrá un crecimiento de entre un 2 y un 3 por ciento respecto a este año.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.