Publicidad

Aumentan los accidentes en autovías

El número de accidentes mortales de tráfico ocurridos en autovías se incrementó en un 27,03 por ciento, de 74 a 94, en los pasados meses de julio y agosto respecto al año pasado, pese a que la mayoría de los siniestros con fallecidos, 387 de los 540 ocurridos, sigue teniendo lugar en carreteras convencionales.
-
Aumentan los accidentes en autovías
Este dato figura en el informe sobre accidentes mortales en carretera correspondiente al verano de este año elaborado por el Observatorio Nacional de Seguridad Vial, dependiente de la Dirección General de Tráfico (DGT), que también recoge una subida del 6,06 por ciento, de 33 a 35, de los accidentes ocurridos en autopistas.

El informe, destaca asimismo, que se ha producido un importante incremento, del 20,51%, en el número de personas fallecidas en siniestros ocurridos entre las ocho de la tarde y la medianoche, que han pasado de 78 a 94.

También subió el número de muertos entre las siete de la mañana y las dos de la tarde, un 11,56 por ciento, de 173 a 193, mientras que descendieron los fallecidos en las horas centrales del día (un 5,92 por ciento, 169 a 159) y, sobre todo, entre la medianoche y las 7:00 horas (un 12,96 por ciento, de 108 a 94). Por grupos de edad, destaca el incremento del 20 por ciento en el número de víctimas mortales entre los mayores de 65 años, que han pasado de 65 a 78, y una subida similar, del 18,18 por ciento, de 77 a 91, en el tramo de los 35 a los 44 años.

Por el contrario, se ha producido un fuerte descenso en el grupo de 45 a 54 años: un 32,84 por ciento, al pasar de 67 fallecidos el año pasado a 45 este verano.

Casi el veinte por ciento, exactamente el 19,81, de los 540 fallecidos en los dos últimos meses tenía entre 25 y 34 años, tramo de edad al que siguen, por número de víctimas, el que va de los 35 a los 44 años (16,85%) y el de los 15 a los 24 años (15%).

Del total de víctimas mortales, 292 circulaban en turismos, 101 en motocicletas, 30 en furgonetas y 22 en ciclomotores.

En cuanto a los accesorios de seguridad como cinturones y casco, el 13,7 por ciento de los fallecidos (74 de los 540) no los utilizaban, porcentaje que sube hasta el 33,33 por ciento entre quienes circulaban en furgonetas. El número de víctimas mortales en carretera durante los meses de julio y agosto de este año aumentó en diez comunidades autónomas respecto al mismo periodo del año anterior, de manera más notable en Galicia, Madrid y Asturias, mientras que disminuyó en otras seis y se mantuvo invariable en Extremadura.

Galicia, con 13 víctimas mortales más que en 2006, fue la comunidad que registró el mayor incremento, seguida de la Comunidad de Madrid, con siete muertos más que en verano del año pasado, y Asturias, con seis.

Por el contrario, y también respecto al pasado verano, el número de muertos en carretera descendió en la Comunidad Valenciana (-16), Aragón (-10), Andalucía (-5), Navarra (-4), Canarias (-2) y Castilla-La Mancha (-1).

En esta ocasión la DGT también ofreció datos referidos a los últimos cinco años y según los cuales el número de víctimas, en relación con las cifras de 2003, descendió en 311 personas. Este descenso afectó a todas las comunidades salvo Galicia, donde el número de fallecidos aumentó en once. Por su parte, la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA) afirmó ayer que el carné por puntos será "totalmente inútil" si no se mejora "su aplicación, los procesos sancionadores y se dota de más medios materiales y personales para su cumplimiento".

El presidente de la asociación, Francisco Canes, quien precisó en un comunicado su "apoyo total a esta medida y a todas las que se tomen para reducir la siniestralidad", explicó que, transcurrido más de un año desde su implantación, el carné por puntos "puede tacharse de poco eficaz".

La siniestralidad en las carreteras descendió "entre un 12 y un 14 por ciento" desde la entrada en vigor del carné por puntos en julio de 2006, una cifra que Canes consideró "baja" al tener en cuenta que los datos correspondientes al mismo periodo entre 2005 y 2006, cuando esta medida no estaba en funcionamiento, reflejaron una reducción del 9,5 por ciento.

Según Canes, "el carné por puntos tuvo una excepcional repercusión mediática que influyó en la actitud al volante de los conductores", pero una vez superada esa "presión psicológica" inicial, es necesario ejercer una "mayor efectividad en el control y tramitación de las sanciones".

Para que la aplicación de esta norma "pueda acometerse con garantías" hay que realizar "mayores inversiones en medios personales y materiales", así como "reformar los procedimientos que sean necesarios", indicó el presidente de DIA.

"Nos parece de una enorme irresponsabilidad tachar de fracaso absoluto el carné por puntos. Ha defraudado las expectativas optimistas que en él se pusieron y hay mucho que mejorar, pero ha conseguido mantener abierto el debate social sobre la tragedia de los accidentes de tráfico", añadió.

El presidente de DIA señaló que las cifras deben considerarse "a lo largo de un periodo amplio de tiempo para conocer su efectividad" y que éstas van relacionadas con factores como el "parque de vehículos", que está en constante aumento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.