Publicidad

Audi Q7 4.2 TDI quattro

Audi se desmarca de sus competidores con un SUV espectacular, que estará disponible en los concesionarios a finales de mayo por 78.400 euros. No sólo es grande en tamaño exterior, también su poderosa mecánica llama la atención por las brutales cifras de potencia y par que desarrolla el V8 TDI biturbo: nada menos que 326 CV y 76 mkg de par, con un consumo de sólo 11,1 l/100 km de gasóleo.
-
Audi Q7 4.2 TDI quattro
Gracias a los dispositivos de última hornada y a los materiales de baja fricción empleados en la fabricación del motor, el nivel de ruido que emite es extraordinariamente bajo: incluso al ralentí no suena como un Diesel convencional y el aumento del régimen no es directamente proporcional a la sonoridad del motor. Ahí juegan un papel primordial el enorme torrente de par y la caja de cambios tiptronic de seis relaciones, que permiten una rápida transición de marchas a un régimen de giro muy bajo. Con sólo rozar el pedal del acelerador las marchas se suceden con rapidez y nos encontramos circulando de forma muy silenciosa a 120 km/h a menos de 2.000 rpm.

Galería relacionada

AudiQ7_ext

El tren de rodaje completa el dinamismo del Audi Q7 4.2 TDI, que permite excelente comodidad y precisión en la rodadura. La suspensión neumática adaptive air suspension -incluida de serie en esta versión- permite adaptar las características técnicas del Q7 a las condiciones del terreno y viceversa.

El conductor puede ajustar la suspensión en tres niveles de firmeza diferentes, dynamic, comfort y automatic, que abarcan desde una suspensión deportiva a una muy blanda, además de las modalidades off road y lift. En el modo off road, la distancia con respecto al suelo es de 205 mm. Además, para facilitar la introducción de bultos, la parte trasera puede reducir su altura en 71 mm con sólo apretar un pulsador situado en el maletero o en el conmutador central de funciones. El conductor puede ajustar la suspensión en tres niveles de firmeza diferentes, dynamic, comfort y automatic, que abarcan desde una suspensión deportiva a una muy blanda, además de las modalidades off road y lift. En el modo off road, la distancia con respecto al suelo es de 205 mm. Además, para facilitar la introducción de bultos, la parte trasera puede reducir su altura en 71 mm con sólo apretar un pulsador situado en el maletero o en el conmutador central de funciones. A finales de otoño se ofrecerá en opción el Audi lane assist, un dispositivo de seguridad que avisa al conductor mediante la vibración del volante si éste se sale de su carril de forma involuntaria. El sistema se activa a partir de una velocidad aproximada de 65 km/h. Si no se ha activado el intermitente, el aviso se produce justo antes o en el momento de pisar la línea de la calzada, pero si se ha accionado el indicador de dirección, el dispositivo interpreta la maniobra como intencionada, de forma que no se produce ninguna advertencia. Otras opciones interesantes para un modelo de tales dimensiones son el Audi parking system advanced, que utiliza una cámara para visualizar la trasera y facilitar las maniobras de aparcamiento, el Audi adaptive cruise control, un regulador de velocidad por radar con un control de distancia activo que se combina con el asistente de frenada Audi braking guard o el Audi side assist, que permite controlar los ángulos muertos y avisa al conductor en caso de detectar que uno de los vehículos que nos precede pueda suponer un riesgo en maniobras de adelantamiento o cambio de carril.

Como en el resto de las gamas de la marca existen multitud de opciones para el Q7, como un paquete off road, sistema de techo panorámico, diversas llantas en diferentes mediadas (hasta 21 pulgadas), sistema de raíles para el maletero, apertura eléctrica y cierre del portón, configuración de asientos de hasta siete plazas, diferentes volantes, tapicerías y revestimientos, calefacción programable o equipos de audio premium de hasta 1.000 watios de potencia. Fantástico, todo un derroche de energía que transmite una sensación de poder, de dominio y de seguridad poco comunes. Nos ha sorprendido el bajo nivel de ruido que emite, la suavidad con la que se desliza por las superficies onduladas o la firmeza de las suspensiones en conducción deportiva que otorga un paso por curva increíble.

El motor entrega una fuerza extraordinaria en todo momento y permite viajar con una reserva de potencia bajo el acelerador que da confianza al conductor. El desarrollo del cambio y la cifra de par permiten circular por autopista de forma ligera con bajo régimen del motor, de forma silenciosa y con un consumo de combustible muy bajo para tratarse de un V8 de 326 CV y 2.400 kg de peso.

Su interior no deja indiferente. Está terminado de forma exquisita, con materiales de calidad, bien rematado y con un extenso equipamiento. Además, la amplitud destaca en todas sus plazas y en el maletero.

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.